in

Juez trunca contacto entre capo y su mujer

Reporteros esperan frente al tribunal de Brooklyn

“El Chapo” quería abrazar a Emma Coronel Aispuro

NUEVA YORK (El Universal y EFE).— Joaquín “El Chapo” Guzmán no podrá cumplir su deseo de abrazar a su esposa Emma Coronel Aispuro “por unos pocos segundos”.

El juez Brian Cogan, al frente del caso que el presunto líder del cártel de Sinaloa tiene en Estados Unidos y que se empezará a juzgar el próximo martes, le negó la petición por “problemas de seguridad”.

Brian Cogan, a pesar de confesar sentir “empatía” con la petición de “El Chapo” y reconocer que su conducta durante los 22 meses de prisión ante “procesos y condiciones difíciles” ha sido “ejemplar” y de buen carácter “bajo presión”, decidió rechazarlo después de consultarlo con la policía judicial ya que sería “contrario a las medidas de seguridad” impuestas para evitar su huida de la cárcel.

“Las mismas preocupaciones que ocasionaron la implementación (de condiciones severas de encarcelamiento) todavía existen”, reflexionó el juez.

Intento de fuga

Especialmente en vísperas del juicio, cuando en su opinión hay más razones para que Guzmán intente escapar “o amenazar a testigos”.

Además, señaló, supondría un trato diferenciado a este preso en comparación con otros acusados con medidas cautelares similares.

La decisión del juez trunca la expectativa de un contacto físico entre Guzmán Loera y Emma Coronel, ya que “El Chapo” estaba dispuesto que fuera frente a público y ante la atenta mirada de alguaciles y cuerpos de seguridad para que vigilaran que no pasaba información ni trataba de escapar.

La promesa de todo eso no fue suficiente.

Los esposos no se han visto desde la extradición de “El Chapo” a Estados Unidos en enero de 2017 más allá de los intercambios de miradas en las audiencias judiciales previas al juicio que inicia el martes.

A Emma Coronel se le vetó visitarle en la cárcel por miedo de que pudiera recibir instrucciones de su marido para tratar de escapar, seguir liderando el cártel u ordenar extorsiones y amenazas a testigos potenciales.

El miércoles terminó la selección de los doce miembros del jurado popular que decidirán la culpabilidad o no de “El Chapo” sobre los 11 delitos de los que se le acusa en Estados Unidos, incluyendo narcotráfico, lavado de dinero y pertenencia a organización criminal.

De todos ellos se ha declarado no culpable.

El ganso de los huevos de oro

Llamado a sumarse al apagón