in

La crisis sanitaria causaría brotes racistas y xenófobos en México, señala la UNAM

Los migrantes podrían sufrir actos de xenofobia ante la crisis de coronavirus. En la imagen, el albergue "Pan de Vida" en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se toman medidas de seguridad sanitaria para evitar la propagación del Covid-19 (Foto de EFE)
Los migrantes podrían sufrir actos de xenofobia ante la crisis de coronavirus. En la imagen, el albergue "Pan de Vida" en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se toman medidas de seguridad sanitaria para evitar la propagación del Covid-19 (Foto de EFE)

CIUDAD DE MÉXICO.- Además de la propagación del virus, el Covid-19 ocasionaría en México otros brotes igual de graves: de racismo, clasismo y xenofobia, advierte la doctora Olivia Gall, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (Ceiich)

“Se trata de un riesgo real y ya hay señales de que vamos en ese camino”, señala la profesional.

Te puede interesar: Enfermero de Mérida denuncia agresión, mientras esperaba un camión

Recuerda que hace poco escuchó a una persona quejarse de los chinos que trabajan en la Central de Abastos y responsabilizarlos de “contagiar al mundo con el coronavirus”.

Basta con abrir cualquier periódico para ver que se trata de un fenómeno que se está replicando en todo el planeta y, por lo mismo, cada vez es más común leer sobre ataques a personas "tan solo por tener ojos rasgados".

Agresión de jóvenes en Londres

Así le pasó a Jonathan Mok en Londres, quien fue golpeado por dos adolescentes británicos que lo tomaron por chino cuando en realidad es de Singapur.

"El temor ha escalado a tal grado que muchas comunidades han salido a manifestar su gran miedo a toser si son asiáticos”.

Olivia Gall, coordinadora del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Racismo y Xenofobia, se confiesa inquieta por lo que pueda pasar en México, en especial en sitios de la capital como la Central de Abastos, Centro Histórico o la colonia Viaducto Piedad, que congregan a la comunidad china.

O en ciudades como Saltillo o Pesquería, donde se establecieron muchos coreanos tras el establecimiento de fábricas de Samsung y Kia.

Lo que más preocupa

“Muchos dirán que señalar hoy esto no es prioridad pues lo importante es lo sanitario, pero estos temas van junto con pegado”.

Quizá lo más preocupante sea que esta propensión al estigma fácil se observa en todo tipo de individuos, desde altos jerarcas políticos como Donald Trump hasta trabajadores que viven al día.

Es el caso del marchante de la doctora Gall, a quien en su momento ella le objetó que pensar de este modo era un sinsentido “porque los virus no tienen nacionalidad ni pasaporte, son tan solo eso: virus”.

Pide proteger a grupos vulnerables

Algo a no perder de vista, dice la profesora de la UNAM, es que el racismo y xenofobia tienden a escalar si somos cortos de vista y, por lo mismo, pide proteger no solo a los colectivos asiáticos sino a las personas de piel oscura y centroamericanos.

En ese sentido, dice que al hacer trabajo de campo —y sin esta crisis de por medio— ha visto cómo los negros africanos son vejados en sitios como Tapachula bajo el argumento de que portan infecciones.

Asimismo, es común leer sobre agresiones de mexicanos hacia hondureños en ciudades como Tijuana, ante lo que Olivia Gall pregunta, “¿qué pasará con estas personas?".

Te puede interesar: 232 migrantes hondureños repatriados tras motín por temor a coronavirus

"Muchas contraerán el coronavirus debido al hacinamiento y poca higiene de las estaciones migratorias, y entonces ¿cómo los tratarán si los saben enfermos?”.

Para la docente es claro que los actos de odio no solo son contagiosos, sino que se agravan, por lo que no le extrañaría que las hostilidades contra los chinos pronto se extiendan a personas de determinada fisonomía o nacionalidad.

La sinofobia, un prejuicio histórico

A fin de entender mejor el trasfondo de las agresiones contra los chinos en México, la doctora Gall refiere que la sinofobia en el país no se originó con el coronavirus ni es reciente.

Para respaldar su afirmación se remite a un capítulo del que no se habla en las escuelas ni suele aparecer en los libros de historia: el asesinato de 303 chinos del 13 al 15 de mayo de 1911 en Torreón, Coahuila, a manos de las tropas revolucionarias de Madero.

“Al buscar en el diccionario la definición de genocidio (aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos) es fácil ver que este episodio se ajusta bien a la descripción, sin que se haya declarado así oficialmente”.

Historia salpicada de ese tipo de casos

Y aunque quisiera que no fuera de esta manera —agrega— nuestra historia está salpicada de episodios similares.

La pregunta es, apunta la investigadora, ¿cómo un país que se enorgullece de ser mestizo es al mismo tiempo xenófobo?

“Quizá la respuesta esté en que, desde los albores del Siglo XIX, y de manera más acentuada con la consolidación del Estado postrevolucionario, se nos ha repetido hasta la saciedad que nuestra identidad nacional es esencialmente mestiza, pero no por una mezcla cualquiera, sino la confluencia de dos raíces: la indígena y la española. Las demás vetas posibles ni siquiera se consideran”.

La realidad del miedo

A la doctora no le cabe duda de que estos son tiempos de miedo ni de que este sentimiento lleva a muchos a buscar culpables para descargar en ellos su angustia.

“En esto se parecen las pandemias y las guerras, pues al temer por nuestra integridad y la de los nuestros tendemos a pensar que hay un ‘nosotros’ amenazado por un ‘ellos’”.

Podemos decir que jamás seremos racistas o xenófobos, ¿pero y si nos hubieran tocado otras circunstancias?, plantea la académica.

El temor flota en el aire y, en opinión de la profesional, es preciso atender el asunto.- Con información de UNAM Global

Síguenos en Google Noticias

Pareja queda atrapada en un hotel de lujo de las Maldivas; son los únicos huéspedes