in

La explosión en Acapulco no fue acto terrorista, “se llevan pesadito”, dice gobernador

Peritos de la Fiscalía del Estado de Guerrero laboran en la zona donde se registró una explosión, este miércoles en el poblado de Xaltianguis, Acapulco (EFE)

CHILPANCINGO (El Universal).- Mientras el dirigente de las autodefensas en Guerrero, Bruno Plácido Valerio, calificó de acto terrorista el estallido de un vehículo con explosivos en la comunidad de Xaltianguis, en la zona rural de Acapulco, el gobernador Héctor Astudillo Flores pidió que no se magnifique el hecho, “la expresión que diría es que se llevan pesadito”.

El pasado miércoles, a las 17 horas, a unos 10 metros de la comandancia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) en Xaltianguis explotó un auto con “artefactos caseros”.

El saldo fue de seis vehículos y la fachada de la comandancia dañados, así como una barda derribada.

Explosivos en el vehículo

Dentro del automóvil había dos explosivos, pero uno no detonó, informó el dirigente del grupo de autodefensa, Plácido Valerio.

También consideró la explosión como un ataque directo contra el grupo de autodefensa y lo calificó de acto de “terrorismo“.

Añadió que se abandonó en ese lugar el automóvil y éste explotó unos 40 minutos después.

Te puede interesar: Explota “auto bomba” en Guerrero

“Creo que si colocan otro artefacto y explota hubiera generado un problema mucho mayor porque en los alrededores de esa zona había mucha gente”, afirmó.

Plácido Valerio pidió a los gobiernos municipal, estatal y federal que no dejen impune este hecho porque se puede agravar la situación de violencia en el estado.

“Disputa” por el control

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, consideró que los hechos en Xaltianguis forman parte de la disputa entre dos grupos por el control del poblado.

También consideró que la explosión puede catalogarse como un hecho de “terrorismo”.

La Fiscalía General del Estado explicó que cuatro personas, tres hombres y una mujer, dejaron el automóvil cerca de la comandancia de la UPOEG.

Te puede interesar: Violento fin de semana en Guerrero deja 15 muertos

“Se llevan pesadito”

El gobernador Héctor Astudillo lamentó la explosión y pidió que no se magnifique ni se defina como “acto terrorista”.

“El reprobable acto que causó alarma en la población pudo haber tenido consecuencias graves y afortunadamente no tuvo ninguna circunstancia de lastimar a nadie. La expresión que yo diría es que se llevan pesadito”.

Plácido Valerio confirmó que al comandante de la Upoeg en Petatlán, en la Costa Grande, Enemecio, y su esposa, los asesinaron en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo la noche del martes.

Restaurantero es asesinado en el Centro Histórico de la CDMX

Colombia quiere ser sede de la Copa América 2020