in

Las vacunas están ya disponibles en casi todo el país

Militares descargan las vacunas en Base Aérea de Mérida

MÉXICO (EFE).— En un ambicioso ejercicio de diplomacia y geopolítica, México ha desplegado un amplio plan de vacunación nacional con antídotos de farmacéuticas de Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, China y Rusia, para abaratar costos y llegar lo mas rápidamente posible a todos los rincones del país.

“Prácticamente en todo el territorio nacional han llegado las vacunas para que se atienda primero a trabajadores de la salud que están en hospitales Covid. (...) Si seguimos así, si nos seguimos aplicando, pronto vamos a tener vacunado a todo el pueblo de México”, afirmó ayer miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

México cuenta hasta ahora con un acuerdo con la farmacéutica estadounidense Pfizer para recibir 34.4 millones de dosis, de las que este martes se recibió el primer cargamento “masivo”, vacuna con la que se espera inmunizar a todo el personal sanitario del país, para después proseguir con los adultos mayores.

Las dos millones de dosis de la vacuna china de CanSino se pretenden destinar a los adultos mayores de las comunidades más apartadas del país de un total de 35 millones comprometidas de este fármaco de una sola aplicación.

La de AstraZeneca

Con respecto a la británica AstraZeneca, el país tiene ya una precompra de un total de 77.4 millones de dosis, la cual llegará para su envasado el 18 de enero a México y se prevé que sea suficiente para un total de 38.7 millones de mexicanos.

México participa, a su vez, en el proceso de fabricación de las 210 millones de dosis que se contemplan para América Latina de la británica AstraZeneca, cuyo proceso inicial comenzó en Argentina.

La siguiente en lista es la de Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la cual México ya tiene comprometidas un total de 34.4 millones vacunas, antídoto que según la OMS estará listo un lote de dos mil millones de dosis para distribuir a finales del 2021.

La última en la lista es la rusa Sputnik V, de la cual México analiza la posible compra de 24 millones de dosis que servirían para vacunar a 12 millones de mexicanos, ya que es un fármaco que requiere de una doble aplicación.

“Las vacunas como la de Cansino o Sputnik V representan un ahorro al no requerir ultracongelación, y en el caso de la china, el ser una sola aplicación reduce el costo logístico”, detalló a EFE el infectológo Héctor Raúl Pérez Gómez, de la Universidad de Guadalajara.

Puntualizó que “de ambos antidotos se tiene poca información en las publicaciones occidentales”, razón por la cual, si pudiera elegir, se decantaría por recibir en primer lugar la de Pfizer, dejando en el último peldaño las vacunas china y rusa, “simplemente por razones de información disponible al momento, no quiero decir que sean malas”, aclaró.

Estrecha relaciones

Este esfuerzo sin precedentes muestra las relaciones que México está estrechando con distintos países, ya que cada uno se encuentra en la carrera de inmunizar lo antes posible a sus respectivas poblaciones.

“Desde el anuncio de las vacunas el mercado se ha vuelto bastante aguerrido en la lucha por conseguir las dosis necesarias por cada país”, aseguró Arlene Urest, doctora en Relaciones Internacionales por el Tecnológico de Monterrey.

Arlene destacó que hoy se puede hablar de la geopolítica de las vacunas y México es uno de los países que se está beneficiando del “reajuste que surgido en el comercio a partir de las negociaciones comerciales entre China y la Unión Europea”.

Beneficio que explica con el argumento de que México se acerca “al mayorista por excelencia del mundo que es China, por tanto va a tener los canales abiertos de comercialización y distribución”.

Acuerdo luego de robar ropa

Mauricio Vila: “Fue el año más difícil”