in

Llega a México cuerpo de sacerdote fallecido por Covid-19 en EE.UU.

MÉXICO.- El cuerpo del sacerdote católico Jorge Ortiz-Garay, fallecido el 27 de marzo pasado víctima del Covid-19, llegó este día a la Ciudad de México, procedentes de Nueva York, Estados Unidos, informó la Arquidiócesis Primada de México.

En un comunicado, se informó que lo sepultarán en esta capital, acorde a su última voluntad, dado que le tenía un aprecio muy especial.

Detalló que el sacerdote Ortiz-Garay nació en la Ciudad de México en 1970; muy joven viajó a Italia y después a Estados Unidos para estudiar simultáneamente en los seminarios Redemptoris Mater, de Camino Neocatecumenal, y Seton Hall, en Nueva Jersey.

En mayo de 2004 se ordenó como sacerdote y cinco años después lo enviaron a la Diócesis de Brooklyn y Queens, en Nueva York, donde desempeñó el ministerio de su vida: reunir a la comunidad mexicana e hispana, a través del proyecto llamado Ministerio Mexicano.

Sin embargo, Jorge Ortiz-Garay fue traslado al Hospital Central de Brooklyn el 23 de marzo pasado, en donde le diagnosticaron Covid-19; cuatro días después, el 27 de marzo, falleció por complicaciones derivadas del coronavirus, siendo en ese momento el primer sacerdote mexicano en fallecer por esta enfermedad.

La Arquidiócesis detalló que ese día la familia inició los trámites ante las autoridades mexicanas para reclamar el cuerpo y solicitar su repatriación a México. Después de 40 días se logró el permiso correspondiente para la salida de los restos mortales del sacerdote.

Informó que de frente a la pena que le embarga, la familia agradece a la Diócesis de Brooklyn y al gobierno de Nueva York por acceder a las peticiones del gobierno mexicano para que el cuerpo fuera traído a México.

El sacerdote Ortíz-Garay será sepultado en un cementerio de la Ciudad de México, con la presencia de sus padres y hermanos.

Lee: Niños en Nueva York, hospitalizados por Kawasaki relacionado al Covid-19

Cancelan escenificación de la Batalla de Puebla en alcaldías de México

Spencer Tunick planea segunda sesión con personas en confinamiento