in

López Obrador haría una “consulta espontánea” para enjuiciar a expresidentes

En su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador habló del avión presidencial (Foto de Notimex)
En su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador habló del avión presidencial (Foto de Notimex)

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El presidente Andrés Manuel López Obrador abrió la puerta a la posibilidad de realizar una “consulta espontánea” o una encuesta para enjuiciar por corrupción a expresidentes si el Congreso federal no modifica la Constitución.

“Si no se resuelve pronto, y si la gente lo pide, vamos a llevarla al cabo (la consulta) de manera espontánea con la participación de los ciudadanos”, aseveró AMLO en su rueda de prensa matutina.

Te puede interesar: AMLO aplaza la consulta para enjuiciar a expresidentes por corrupción

El Congreso analiza la reforma de la Constitución para facilitar la convocatoria de consultas, pero López Obrador aclaró hoy que si no se concreta pondrá mesas en la calle o hará una encuesta a la ciudadanía.

AMLO había anunciado que en marzo se llevaría al cabo una consulta para enjuiciar a expresidentes por corrupción, pero no se pudo realizar porque no se reformó a tiempo la Constitución.

“Punto final, no persecución”

En tono conciliador, López Obrador recordó que su postura es por apostar “porque haya un punto final con los expresidentes, no perseguirlos”.

Sobre la seguridad de los exmandatarios, pidió comprensión.

“Se redujo el número de elementos para la protección del presidente (Vicente) Fox”, aseguró.

Protección de expresidentes

Los escoltas que acompañaban a Fox Quesada, que gobernó de 2000 a 2006, se redujeron de 8 a 5.

En el caso de Felipe Calderón (2006-2012), el número también se redujo hasta 12 elementos, una cifra baja en comparación con el “impresionante” número de escoltas que solían acompañarlo.

“Era impresionante lo de antes”, aseguró López Obrador, aludiendo a que cuando los presidentes se desplazaban “ambulancias y motos cerraban las calles”.

Eso ya no es así, dijo AMLO, una señal de que las cosas están cambiando.

Los casos de Salinas y Zedillo

En cuanto a otros expresidentes, dijo que ni Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), ni Ernesto Zedillo (1994-2000), ni Enrique Peña Nieto (2012-2018) tienen seguridad pagada por el Estado.

El Gobierno Federal informó este miércoles que cerró un convenio con la Oficina de Naciones Unidas de Servicios de Proyectos (Unops) para obtener asesoría en el proceso de venta de 72 de las 263 aeronaves gubernamentales, incluido el avión presidencial, por el que han recibido 14 ofertas de compradores.

Medidas de austeridad

López Obrador aseguró que todos los funcionarios del Gobierno Federal deben trasladarse en aviones comerciales cuando las distancias son largas y en vehículo para recorrer distancias cortas.

“Antes viajaban en avión y helicóptero y ni siquiera se enteraban del estado de las carreteras”, añadió el presidente, quien reprochó que los anteriores mandatarios se desplazaban en lujosos aviones a zonas remotas donde prometían combatir la pobreza.

Te puede interesar: El avión presidencial ya tiene 14 posibles compradores

Especialmente crítico fue con el avión presidencial, un Boeing 787-8 con un costo de 218.7 millones de dólares, que fue bautizado con el nombre de “José María Morelos y Pavón”.

“Imagínense a Morelos, que decía que se moderara la indigencia y la opulencia, que luchó por la igualdad, que hablaba de que el que está al servicio del pueblo es siervo de la nación“, señaló López Obrador.

Wisin y Yandel se basan en las redes para medir su éxito

Rescate de una aguililla de Harris lesionada, dentro de una fuente en la colonia Narvarte, Ciudad de México (Tomada de @CarlosGomezUR)

Rescatan a aguililla herida en una fuente de Ciudad de México