in

Madero en nuevo billete

Imagen del billete de mil pesos con imágenes de Carmen Serdán

Denominación de mil pesos celebra a la Revolución

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El Banco de México (Banxico) presentó ayer el nuevo billete de 1,000 pesos con motivos que aluden a la Revolución Mexicana.

“El billete tiene nuevo diseño con mejoras en sus características de seguridad, durabilidad y funcionalidad, así como motivos gráficos que representan la identidad histórica y el patrimonio natural de nuestro país”, explicó el Banxico en un comunicado de prensa.

La institución explicó que la nueva pieza se caracteriza por contar con medidas de seguridad reforzadas que lo hacen más difícil de falsificar, pero además tiene como novedad que facilita su uso para las personas con debilidad visual o ceguera.

Para ello se incorporaron cuatro líneas hápticas (percepción táctil) en las esquinas superior izquierda y derecha en la parte frontal.

“Las características de estos nuevos billetes están pensadas para tener una mayor inclusión de estas personas, pues fueron consideradas un grupo focal en los estudios que derivaron en los nuevos diseños”, afirmó la institución bancaria.

El papel moneda de más alta denominación en México tiene en su diseño motivos temáticos que aluden a la Revolución Mexicana, con imágenes de Carmen Serdán, Hermila Galindo y Francisco I. Madero, tres personajes relevantes de este periodo histórico.

En el reverso del billete se ilustra el sistema de selvas húmedas con su fauna y flora representativa, a través de un sitio reconocido en la lista de la Unesco.

Ahora los billetes mexicanos también tendrán un orden cronológico según su denominación. De tal forma que, en el billete de 50 pesos hará referencia al México antiguo y la fundación de Tenochtitlán, el de 100 pesos tendrá por motivo la época colonial e incluirá a Sor Juana Inés de la Cruz en su diseño. Mientras que el billete de 200 pesos será en alusión a la Independencia y contará con las imágenes de Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos.

 

La sabermetría no te hace ganar campeonatos

Cartón de Tony: Predicando con el antiejemplo