in

Madre y médico refugiada en México, en pie de lucha contra el Covid-19

La doctora venezolana Rosmary Carolina Vieras, acompañada de su hija Amira, atiende una entrevista con EFE.

MÉXICO.- A Rosmary Vieras todavía le duele recordar sus días en Carabobo (Venezuela), donde la falta de oportunidades para practicar su profesión como médico. Esto la empujó a tomar la difícil decisión de emigrar a México, donde hoy forma parte del grupo de profesionales que luchan contra la COVID-19.

"La situación en mi país de un tiempo para acá era más difícil y en búsqueda de una mejor calidad de vida me vi obligada a tomar esa decisión", dice en el marco del Día Mundial del Refugiado que se celebra este 20 de junio.

La doctora venezolana Rosmary Carolina Vieras habla durante una entrevista. Fotografía de EFE

Apenas con unas cuantas maletas y la ilusión de hacer una mejor vida, aunque fuera en un país que no es el suyo, Rosmary se lanzó a la aventura. No imaginó que esta sería una oportunidad no solo para mejorar su situación sino también de salvar la de alguien más.

Su historia en México

Cuenta que llegó a México en diciembre pasado en busca de refugio y, luego de pasar por el difícil trago de trámites burocráticos, logró establecerse en la Ciudad de México.

Un par de meses después consiguió trabajo en una farmacia de una tienda departamental, pero la pandemia por la COVID-19 llegó a México, donde suma ya 170,485 contagios y 20,394 muertos. Sin embargo, la crisis sanitaria le abrió una oportunidad a la médico internista venezolana de sumarse a las filas de la lucha contra esta enfermedad.

Fotografía de EFE

"En Venezuela tenía 10 años laborando en una empresa privada, pero nunca había tenido que estar en una línea como esta de lo que significa una pandemia", reconoce Rosmary al aceptar que es un gran reto "porque es una oportunidad de crecer profesionalmente".

Más de 114 personas buscan refugio

Rosmary es una de 10 profesionales de la salud, refugiada, que fueron contratadas en México para contribuir a la respuesta del sector a la pandemia.

De acuerdo con Mariana Echandi, oficial Nacional de Soluciones Duraderas de la Agencia de la ONU para los Refugiados en México (Acnur), se han identificado unas 114 personas refugiadas y peticionarias de asilo en México que podrían contribuir a la respuesta del sector salud para afrontar la pandemia.

"Incluyen médicas, médicos, enfermeros, paramédicos, brigadistas, psicólogos, químicos, odontólogos, una amplia gama que se han acercado con nosotros para formar parte de este proceso", explica.

Madre y médico frente a una nueva vida

La doctora venezolana Rosmary Carolina Vieras, acompañada de su hija Amira, durante una entrevista. Foto de EFE

Para Rosmary, su refugio en México representa una gama de oportunidades, pues además de tener un trabajo con el que retribuye a la sociedad que la ha albergado, también se ha abierto la puerta para una nueva vida.

"Las oportunidades que tienes en el país es igual que si fueras mexicano. Es un buen futuro para mi hija y para mí", dice mientras planea estudiar, quizá, nutrición estética.

"Aquí veo disponibilidad de hacerlo. Veo un futuro inmediato y veré el esfuerzo que estoy haciendo y siento que valdrá la pena", afirma.

Muere Cindy Cristal Ortega Cruz, hija de Magaly Cruz, destacada panista

Paige Spiranac revela su excéntrico modo de practicar golf