in

Marchan feministas

La marcha en la capital de Oaxaca. Antes de llegar al punto de concentración

“Si el feminicidio existe, no hay independencia”

OAXACA, Oaxaca (El Universal).— En apoyo a las mujeres, madres, familiares de víctimas de la violencia feminicida, y de activistas que mantienen tomadas las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ayer martes mujeres organizadas en un contingente separatista marcharon de la fuente de las Ocho Regiones hacia el centro de la ciudad de Oaxaca.

“No hay Independencia donde hay feminicidios”, se leía en una de las pancartas que portaban para exigir a la Fiscalía General del Estado hacer las investigaciones necesarias para que logren la aplicación de la justicia en los casos de violencia de género que siguen impunes.

Antes de que las participantes iniciaran esta marcha, que forma parte de la jornada de protestas convocada por el movimiento feminista como “La antigrita”, colocaron pañuelos característicos de este movimiento a las estatuas de la fuente de las Ocho Regiones e hicieron pintas pidiendo justicia.

Fachadas de otros edificios públicos, locales comerciales, gasolineras y automóviles particulares que encontraron a su paso por calzada Porfirio Díaz también fueron marcados por sus reclamos de justicia y respeto a los derechos de las mujeres.

Por otra parte, en redes sociales se denunció la agresión cometida contra una reportera de un medio local por un supuesto grupo de mujeres que estaban también en la marcha, a la altura del Parque Juárez.

La manifestación concluyo en la explanada del Templo de Santo Domingo con una interpretación de las participantes de la “Canción sin miedo”, de Vivir Quintana. Bajo la lluvia incesante, voces al unísono clamaban: “A cada minuto de cada semana, nos roban amigas, nos matan hermanas. De todas, sus cuerpos los desaparecen, no olvide sus nombres, por favor, señor Presidente”, cantaron decenas de mujeres frente a Santo Domingo de Guzmán.

“La antigrita”

Igual enfatizaron que “La antigrita” se realiza también en apoyo a las mujeres que mantienen tomadas las oficinas de la CNDH de Ciudad de México, donde señalaron que se impartirán talleres de bordado y se seguirán subastando artículos, entre ellos, la presunta silla de Rosario Piedra Ibarra, titular del organismo.

Esta marcha se da un día después de que colectivos feministas se organizaron para protestar y exigir justicia en el caso de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos Ortiz, atacada con ácido en la ciudad mixteca de Huajuapan de León.

Acompañando su protesta con música, exigieron a las autoridades correspondientes que ejecuten la orden de aprehensión contra el quinto implicado pendiente en su caso, mismo que está detenido por la pandemia de Covid-19.

Portando pañuelos verdes se organizaron para sumarse al llamado de justicia, para lo que se trasladaron a la oficina de la representación del gobierno de Oaxaca en la capital del país, ubicada en la colonia Anzures, donde dieron lectura a un pronunciamiento.

Por otra parte, activistas afuera de las oficinas de la CNDH en la capital del país realizaron este lunes también un “antigrito” de la Independencia, en la cual quemaron una piñata del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia