in

Más niños migrantes

La guatemalteca Sarai

Una tercera parte del total del flujo es de menores

CIUDAD DE MÉXICO (EFE y AP).— El número de niños migrantes en situación irregular presentados ante las autoridades migratorias se incrementó de manera importante durante 2019, informó ayer el Instituto Nacional de Migración (INM).

De acuerdo con su informe estadístico más reciente, publicado ayer, de enero a abril de 2019 se contabilizaron 15,499 niños y niñas de 0 a 17 años presentados ante la autoridad migratoria, una cantidad bastante superior a los 9,926 atendidos el año pasado por estas fechas.

La gráfica muestra que con el transcurrir de los meses el número de infantes atendidos va en aumento. En enero se presentaron ante las autoridades a 2,211, en febrero 2,746 y en marzo 3,700, mientras que en abril el número se dispara hasta 6,842.

El informe también indica que una tercera parte del total del flujo migratorio irregular que entra por la frontera sur son niños y niñas, la mayoría de ellos procedentes de Honduras.

El INM especificó que cuando se atienden a menores en situación irregular se procede a notificar al consulado de sus países la situación para iniciar un proceso jurídico de atención.

Finalmente, si procede, los niños son reportados a sus países de origen.

En el caso de los niños, niñas y adolescentes no acompañados por adultos se lleva al cabo un protocolo especial para su protección, que no necesariamente implica el retorno a su país sino un cuidado individual.

Los menores que van acompañados de sus padres sí son devueltos a su país en la mayoría de casos junto con la unidad familiar.

Durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, que asumió el poder el 1 de diciembre de 2018, se contabilizan 43,301 deportados, según el reporte dado ahora.

En abril fue especialmente alto el número de deportaciones, con 14,970, casi triplicando los 5,717 personas deportadas con las que arrancó su mandato.

Desde octubre de 2018, varias caravanas conformadas por miles de migrantes han ingresado al país, la mayoría de ellos procedentes de Centroamérica. Para muchos de ellos el objetivo no es quedarse en México, sino alcanzar Estados Unidos, interés que genera inquietud y reuniones diplomáticas entre los dos países.

Pero la postura oficial de México siempre fue la de tender la mano a los migrantes y ofrecer el país como un lugar donde estos pudieran desarrollarse.

López Obrador reiteró el jueves que lo más importante es “que no se violen los derechos humanos y que se cuide a los migrantes”.

Abogan por cubanos

Un grupo de exiliados cubanos pidió ayer detener las “violaciones de los derechos humanos contra cubanos detenidos en las cárceles migratorias de Tapachula, Tamaulipas y otros centros” de México, en una manifestación pacífica en el consulado mexicano en Miami.

De acuerdo con el líder del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, la idea era “encender una chispa para el despegue” de una campaña que exigirá un mejor trato a los migrantes cubanos que pretenden llegar a Estados Unidos y se encuentran detenidos en dichos centros en México.

“Mientras México reclama buen trato para sus ciudadanos que emigran, algo que es correcto que lo hagan, no dispensan el mismo trato a los cubanos”, dijo Sánchez.

Coparmex pide “más reflexión”

Fernanda Castillo subió de peso en “Dulce familia”