in ,

Mayor impacto, en segundo trimestre

HR Ratings prevé caída del 15% por la crisis sanitaria

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El mayor impacto económico por el coronavirus para México será durante el segundo trimestre del año, con una caída de hasta 15%, calculó la calificadora HR Ratings.

La calificadora advirtió que mientras no se avance en hacer pruebas de detección del nuevo virus a la mayor parte de la población, los efectos de cualquier estímulo fiscal serán limitados.

“Estamos suponiendo una caída de 2% en el primer trimestre contra el cuarto (de 2019) que podría ser poco o más, pero en el segundo trimestre la caída podría ser de hasta 15% a tasa anualizada”, estimó el director de análisis, Félix Boni.

En conferencia telefónica, explicó que la mayoría de los analistas está suponiendo que el efecto más importante se va a sentir entre abril y junio. Después se podrá ver un repunte en el tercer trimestre de 4% contra el segundo, pero dependerá en buena parte entre otras cosas de la evolución de la situación de salud pública.

Félix Boni estableció que básicamente se tendrá que evaluar cuánto de la actividad económica se perderá por el hecho del paro laboral por la sana distancia, y los efectos del menor consumo de bienes y servicios, y el tiempo que durará. Pero una vez que se controle la situación se tendrá que ver cuánto será el repunte en el último trimestre del año.

Por su parte, la agencia calificadora Moody’s señaló que la economía mexicana sufrirá una contracción de 3.7% en 2020.

Desde su cálculo previo de 0.9%, publicada a principios de marzo, la calificadora anticipa también que el país tendrá un crecimiento de 5% para 2021.

“La exposición de México a la economía estadounidense y la débil respuesta política del gobierno mexicano lo hacen particularmente vulnerable. Una fuerte reducción en el turismo, que representa alrededor del 16% del PIB, es una fuente adicional de vulnerabilidad”, señala Moody’s.

Síguenos en Google Noticias

Asesinan a exdiputado en rancho de Bacalar

Los mexicanos, más vulnerables ante el Covid-19