in ,

Médicos tabasqueños logran transferir dedo de pie a mano en una niña

Imagen ilustrativa (Cortesía)
Imagen ilustrativa (Cortesía)

VILLAHERMOSA (El Universal).- Médicos tabasqueños lograron la primera transferencia de un dedo del pie a la mano.

La paciente es María José, una niña de cuatro años, quien perdió tres de sus dedos en un molino eléctrico.

Esta operación duró más de nueve horas en la que participaron 12 personas que encabezaron los cirujanos José Aguilar Romero y Héctor Palomino Romero.

Te puede interesar: Glaucoma en bebés se revierte a tiempo

Recuento del accidente

La niña metió la mano en un molino eléctrico en funcionamiento, pues su madre molía el maíz para preparar el pozol, una bebida típica de Tabasco.

Fue llevada a una clínica del municipio de Jalpa de Méndez, pero ante la gravedad de su lesión la llevaron al Hospital del Niño Rodolfo Nieto Padrón, en Villahermosa.

La atendió el traumatólogo infantil José Aguilar, pero la menor ya había perdido tres dedos de su mano derecha, solo quedaron el pulgar y el meñique.

La única alternativa para María José era una cirugía que se conoce como transferencia de un dedo del pie a la mano.

Riesgos de la intervención

Los médicos advirtieron a los padres de la pequeña los riesgos de no lograrla. Entonces empezó el proceso de reflexión de la familia.

La semana pasada aceptaron y los cirujanos Aguilar Romero y Palomino Romero encabezaron la intervención.

Te puede interesar: Desarrollan test pionero para identificar obesidad infantil

Se conocía de un hecho exitoso de ambos médicos: el reimplante de la mano al exrector de la Universidad Popular de la Chontalpa Ramón Figueroa Cantoral, en abril de 2018.

El cirujano Palomino explicó que este tipo de intervenciones quirúrgicas se realiza en México desde hace muchos años, pero no es común.

También aseguró que todo depende del nivel de la lesión y cuánto sea el daño de la estructura de la mano.

Proceso para la transferencia

“Por la distancia entre los dos dedos, es muy difícil agarrar algo, entonces la idea de hacer esta transferencia es tener una pinza, los deditos más juntos para que ella pueda agarrar algunas cosas con esta pinza, acercar un dedo“, explicó.

El especialista dijo que el dedo se le colocó en medio de su mano y aseguró que sí le crecerá a la par con todo su cuerpo.

“Crece, este procedimiento se pasa el dedo junto con su arteria y junto con su nervio para que ese dedo se esté nutriendo”, afirmó.

“Conforme la niña va creciendo, el dedo también, a lo mejor no llega hacer exactamente igual porque son diferentes las formas los dedos de los pies y de la manos, pero sí crece, no le queda chiquito”, indicó.

“Ya pasó la etapa crítica”

Este tipo de cirugía en un hospital privado costaría 300 mil pesos, pero en esta ocasión se realizó en el Hospital del Niño, que pertenece al Estado.

Además, los dos cirujanos que la encabezaron trabajan para la Secretaría de Salud; el tiempo de hospitalización después de salir del quirófano es de hasta una semana.

“Como se pasa todo el dedo se tiene que estar monitorizando todos los días, cada hora, porque si en algún momento se llega a tapar se tiene que volver a entrar a quirófano para destaparlo y no se pierda”.

Te puede interesar: México es el segundo país de la OCDE donde el enfermo gasta más para curarse

“Ahorita ya pasó la etapa crítica, existe el riesgo que si la niña se queda dormida aplastando el dedo, se puede comprometer todavía”, refirió.

En esta primera transferencia participaron cerca de 12 personas porque, a decir del cirujano Palomino, este procedimiento es muy exigente.

Se necesitan hasta tres equipos que sean expertos en microcirugías para un obtener un resultado exitoso.

Raúl y Wolves, sin goles ante Brighton

Juventus campeón por octava ocasión consecutiva