in

Medina Mora, investigado por “lavado de dinero”

Eduardo Medina Mora, quien renunció como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Foto de El Universal)
Eduardo Medina Mora, quien renunció como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Foto de El Universal)

TIJUANA.- El ministro Eduardo Medina Mora, quien renunció a su puesto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es investigado por “lavado” de dinero, denuncia que fue presentada hace dos meses ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF).

“Nosotros tenemos una denuncia presentada contra el señor Medina Mora por un tema de triangulación de recursos”, aseveró el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, de gira en esta ciudad.

Te puede interesar:PAN: La renuncia de Medina Mora, otro paso de AMLO al autoritarismo

El funcionario, quien dijo que no podía revelar detalles de la denuncia, criticó que Medina Mora Icaza aplicara criterios que ayudaron a proteger a funcionarios de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto y que propiciaron que fueran desbloqueados alrededor de 2 mil millones de pesos asegurados a grupos delincuenciales relacionados con trata de personas, narcotráfico y corrupción.

“No me gusta su jurisprudencia que cercenó una buena parte de las atribuciones de la Unidad de Inteligencia Financiera y mucho menos el porqué de esa jurisprudencia que tenía que ver con proteger a grupos o personas relacionadas con el gobierno anterior. Me parece que esa no es la función de un ministro. Pero no podría decir más cosas”, indicó Nieto Castillo.

Ante la prensa, el titular de la UIF puntualizó que el argumento de Medina Mora era que si el bloqueo de recursos era parte de una investigación nacional, entonces se trataba de un acto inconstitucional, por lo que solamente podría justificarse la petición si éstas eran hechas desde entes e instituciones que estuvieran fuera del país.

Leer. Medina Mora renunció por denuncia de la FGR, dice AMLO

“Me parece que si el acto es un congelamiento de cuentas, con independencia de quien esté realizando la investigación, ésta tendría que ser constitucional. En muchos de los casos si no había una solicitud de la DEA, el FBI [Buró Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés] o de alguna instancia extranjera, los jueces de Distrito permitían el desbloqueó”, lamentó.

Dijo que la intención es enviar un mensaje claro a los diferentes niveles de gobierno y a las cúpulas sobre la cero tolerancia a la corrupción y erradicar la impunidad. Por otro lado, destacó que en lo que va del año se han presentado 127 denuncias se han congelado cuentas por 5 mil millones de pesos y otras por 50 millones de dólares.

Trece nuevos cardenales, con pasado de activismo

Nuevo centro penitenciario en el Estado de México