in

México buscará reducir el flujo de migrantes hacia EE.UU. en 45 días

Foto: EFE.

MÉXICO.—Estados Unidos le presentó a México una propuesta de texto de tercer país seguro para su “firma inmediata”, a lo que la parte mexicana respondió que no estaba interesado en contemplar eso además de que se requería aprobación del Senado de México.

Esto lo reveló Marcelo Ebrard, quien dijo este martes que el Gobierno mexicano logrará la reducción del flujo migratorio exigida por Estados Unidos en un plazo de 45 días, según lo acordado con el presidente Donald Trump el pasado viernes en Washington.

Saldo positivo

“El acuerdo es importante para México porque tenemos posibilidades de demostrar que tenemos razón. Antes del viernes era posible porque el acuerdo era ser tercer país seguro o los aranceles”, dijo Ebrard.

El canciller estimó que el saldo de la reunión en Washington fue positivo y lo principal fue que “no se impusieron aranceles”.

Dijo que en lugar de aceptar la posición de ser un tercer país seguro se logró un acuerdo de 45 días para que México refleje los resultados de las acciones en materia migratoria.

Ebrard explicó que por ahora el Gobierno mexicano está concentrado en las acciones y lograr resultados, “y si después de los 45 días debemos ir a negociar, lo haremos sobre temas migratorios, pero no sobre aranceles”.

Señaló que si las medidas mexicanas no funcionan, ambos Gobiernos se sentarán a negociar y que la opción del tercer país seguro estaría en la mesa.

No piensa en el fracaso

El funcionario se declaró confiado en que México va tener éxito en la tarea acordada con Estados Unidos y que no piensa en fracasar.

Dijo que no acordaron con el Gobierno de Estados Unidos una cifra precisa en la disminución del flujo migratorio porque “el asunto es que haya una reducción cada mes; no se quiso fijar una cifra porque seria contraproducente”.

Despliegue de la Guardia Nacional

Dijo que esa regulación se dará porque se incrementará la seguridad en la frontera sur donde a partir de mañana se desplegarán cerca de 6.000 agentes de la recién creada Guardia Nacional, y se aplicarán otros programas.

Pidió no adelantarse a los hechos y no entrar al terreno del día 46. “No queremos llegar a ese día, pero si hay reducción tendremos razón y si no, nuestro argumento se debilitará”, abundó.

Acuerdo secreto

El presidente de EE.UU. dijo este día que si él quiere puede hacer que entre en vigor un supuesto acuerdo secreto con México, y contradijo así la versión del Gobierno mexicano y su propia afirmación de que para implementar el pacto hace falta que antes lo ratifique el Congreso mexicano.

Antes de abandonar la Casa Blanca rumbo a Iowa, Trump se acercó a la prensa y sacó de su chaqueta una hoja de papel doblada, que agitó ante los periodistas sin mostrar su contenido.

“Este es el acuerdo que todo el mundo dice que no tengo. Voy a dejar que México haga el anuncio (sobre su contenido) en el momento adecuado”, aseguró el mandatario.

Un fotógrafo del diario The Washington Post tuiteó después una foto ampliada del papel que Trump mostró a la prensa, y en ella podía leerse la parte final del documento, que parecía firmado por un funcionario estadounidense y uno mexicano y que no contiene grandes revelaciones.

Esos párrafos indican que EE.UU. y México pretenden “compartir la carga en relación con el procesamiento de los refugiados” y mencionan una posible acción del Gobierno mexicano para identificar “cambios” en sus “leyes y regulaciones nacionales”.

Estados Unidos golea 13-0 a Tailandia en Mundial Femenil

“No estás sola”: la porra de AMLO a Sheinbaum