in

“México es una fosa común”: madre narra las peripecias para hallar a su hija

Margarita López contempla la imagen de su hija Yahaira

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Margarita López se emociona al contemplar la imagen de su hija Yahaira, fallecida en 2011, y trata de hacer justicia por las atrocidades a las que le sometieron sus asesinos. Con un perenne coraje, reúne fuerzas para devolver a muchas personas los restos de sus familiares a través del colectivo “Buscando Cuerpos”.

“México entero es una fosa común. Donde quiera que tú camines vas a caminar sobre los cuerpos de los miles y miles de desaparecidos”, expresa la activista desde el campamento de familiares de desaparecidos erigido a las puertas de la Secretaría de Gobernación federal.

Yahaira Bahena fue secuestrada en 2011 por el único hecho de ser de Michoacán y haberse mudado a Oaxaca, además de moverse en un buen auto que su madre le había regalado.

Entre varias personas, se la llevaron de su casa de Oaxaca, donde vivía con su marido militar, y la torturaron y violaron durante diez días en los que no le dieron ni agua ni comida para después decapitarla y enterrarla en la sierra.

“El general de la zona me dijo que buscara por mis propios medios y me enfoqué a ello: a buscar a mi hija y a los responsables, colocando mantas (lonas) solicitando si querían remuneración económica o que yo me intercambiaba por ella, pero solo me quitaban las mantas", cuenta Margarita López.

Pero la madre no cesó en su empeño e investigó hasta llegar a varios de los implicados, entre los que encontró, dijo, autoridades municipales, estatales y federales, además de criminales del cártel Los Zetas. Y con alguno de los delincuentes llegó a encontrarse haciéndose pasar por funcionaria, para saber con lujo de detalles lo que le hicieron a su hija y dónde habían dejado su cuerpo.

Después de encontrar el cuerpo de su hija, Margarita busca cuerpos en todo México, con pico y pala y sus propias manos junto a muchos otros familiares de desaparecidos y voluntarios . La activista recorre cerros, campos y montañas para encontrarse frente a frente con la muerte en la peor de sus expresiones.

Hallazgo 19 fosas

El colectivo “Las Madres Buscadoras” encuentra 19 fosas clandestinas en Sonora.

Madres Buscadoras

Las Madres Buscadoras de Sonora reportaron el hallazgo de 19 fosas clandestinas con restos óseos calcinados en la comunidad rural de Ortíz, en el municipio de Guaymas. Ceci Patricia Flores, líder del colectivo, informó que una de las fosas tendría fragmentos de al menos 10 personas.

Informante anónimo

Detalló que un informante anónimo las guió hasta el punto exacto. Sobre el hallazgo ocurrido el miércoles, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) comunicó que, hasta donde la visibilidad de la luz natural lo permitió, se localizaron restos óseos que serán analizados.

Homilía del II Domingo del Tiempo Ordinario

Fraccionamiento Las Américas; qué considerar al comprar tu primera casa