in

“México está indignado” por el tiroteo en El Paso, afirma Ebrard

Una pintura de la Virgen de Guadalupe, banderas y flores adornan un memorial para honrar a las víctimas del tiroteo en El Paso, Texas. El gobierno mexicano analiza solicitar la extradición del estadounidense acusado de esta masacre (AP)
Una pintura de la Virgen de Guadalupe, banderas y flores adornan un memorial para honrar a las víctimas del tiroteo en El Paso, Texas. El gobierno mexicano analiza solicitar la extradición del estadounidense acusado de esta masacre (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.— El gobierno federal analiza pedir la extradición del estadounidense acusado de matar a 20 personas, incluidos seis mexicanos, en la localidad fronteriza de El Paso, Texas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que México respetará el debate que se desarrollará en Estados Unidos, pero cree que la discusión podría conducir a un cambio.

Te puede interesar: AMLO asegura que no permitirá el tráfico de armas de EE.UU. a México

El reciente tiroteo “puede llevar a una modificación a sus leyes porque es muy impactante lo que está sucediendo, lamentablemente muy fuerte”, dijo López Obrador.

“No descarto que puedan llevar a cabo modificaciones a su constitución y las leyes (de Estados Unidos). Son tiempos nuevos, siempre hay que estar ajustando la parte legal a la nueva realidad”.

“Un acto de terrorismo”

Ayer muchas personas en México estaban impactadas ante las revelaciones de que la masacre habría sido contra los hispanos, en especial los mexicanos.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, describió el tiroteo del sábado en Texas como “un acto de terrorismo” contra los mexicanos y exhortó al gobierno de Estados Unidos a “que fije una posición clara y contundente contra los crímenes de odio”.

Al respecto, el presidente del vecino país, Donal Trump, condenó el racismo y expresó sus condolencias.

“Nunca los olvidaremos, ni a los muchos que vinieron antes”, indicó.

Te puede interesar: Trump ofrece hoy un mensaje por los ataques masivos en El Paso y Ohio

Siete mexicanos estaban entre las decenas de heridos luego del ataque, además de los seis fallecidos.

“México está indignado”, declaró el canciller.

Ebrard señaló que el gobierno tomaría una acción legal contra el negocio que vendió el arma al agresor y que la Procuraduría federal tomaría medidas declarando la masacre como un acto de terrorismo contra mexicanos.

Eso daría a los fiscales mexicanos acceso a la información del caso, añadió Ebrard. Posteriormente, la Procuraduría General de la República decidiría si buscar la extradición del agresor.

“Para México este individuo es un terrorista”, aseveró Ebrard.

Manifiesto de odio

Investigadores federales estadounidenses creen que el perpetrador, antes de la masacre, publicó un manifiesto en internet en el que criticaba una supuesta invasión de hispanos hacia Estados Unidos.

Al parecer abrió fuego en un centro comercial de El Paso a unos 8 kilómetros del principal cruce fronterizo con Ciudad Juárez, México.

A diario miles de mexicanos cruzan de manera legal la frontera para ir a trabajar o de compras a la ciudad de 680,000 habitantes.

Más del 80 por ciento de la población del condado de El Paso es de origen latino, según datos del censo más reciente.- Con información de AP y “El Universal”

Jorge Aravena

Sin ropa, Jorge Aravena comparte su rutina de afeitar

La monja Kumiko Kosaka ingresa a los tribunales de Mendoza

Inicia juicio contra sacerdotes que abusaban de niños con discapacidad