in

México no acepta la condición de “tercer país seguro” para migrantes

Migración en EE.UU.
El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard (derecha), ofreció un mensaje durante la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (izquierda) acompañado de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, hoy, lunes 24 de diciembre de 2018.- (NOTIMEX/FOTO/JAVIER LIRA/JLO/POL/4TAT)

CIUDAD DE MÉXICO.  (EFE).- El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, negó hoy que México haya aceptado la condición de “tercer país seguro” que implique recibir a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos mientas se resuelve su solicitud.

“No existe un tercer país seguro. Reiteramos que México no ha aceptado en ninguna condición el estatus de tercer país seguro para personas que buscan acceder a Estados Unidos. México no acepta ni aceptará un tratado así“, aseguró.

Devolverán a México a los migrantes

En una conferencia de prensa, el canciller enfatizó que la disposición anunciada el 20 de diciembre en Washington en el sentido de que se devolverá a México a los migrantes que accedan irregularmente a Estados Unidos por la frontera común, incluidos los solicitantes de asilo, no es bilateral.

Señaló que se solicitará al Gobierno estadounidense toda la información sobre esta decisión, y añadió que las Secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación privilegiarán los derechos humanos y la ayuda humanitaria a los migrantes en el territorio nacional.

Experiencia de horror

“Hoy en día para los migrantes que transitan en el país, la experiencia se califica como un horror. La instrucción que tenemos del presidente (Andrés Manuel López Obrador) es que sea la dimensión humana la que regule toda la política migratoria mexicana y con el esfuerzo del Gobierno esa política sea timbre de orgullo para México y referente en el mundo“, dijo.

El Sondeo Megamedia: ¿Son suficientes las regulaciones para vender pirotecnia?

Ataque en Bruselas

Invitado apuñala al novio de una boda porque no le daban más cerveza