in

Muere otro joven

Foto del seminarista y estudiante universitario Leonardo Avendaño

Iglesia lamenta la ola de violencia y casos de secuestro

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El cuerpo de Leonardo Avendaño, un seminarista y estudiante universitario secuestrado en Ciudad de México, fue hallado con signos de tortura y asfixia dentro de un vehículo, informó uno de sus familiares.

Una prima de la víctima, Daniela Durán, indicó en sus redes sociales que Avendaño fue encontrado muerto e miércoles, prácticamente 24 horas después de haber sido secuestrado en Iztapalapa.

“No encuentro las palabras para expresar el dolor que mi familia está pasando en estos momentos. Mi primo Leonardo Avendaño fue privado de su libertad, nos avisaron que lo encontraron sin vida dentro de su camioneta con signos de tortura y asfixia”, apuntó la mujer en un mensaje en redes sociales.

Además apuntó que las autoridades han hecho de las suyas al ralentizar los trámites burocráticos.

“Llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no sólo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces”, dijo la familiar.

Ante ello, pidió a la comunidad, a los medios y a la Universidad Intercontinental (UIC), donde estudiaba su primo, que ayudaran a su familia difundiendo el caso.

Recordó que Leonardo era un hombre de bien, que se había recién graduado de una maestría en la universidad además de que era un “hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios”.

“Era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”, apuntó.

Llamado de la Iglesia

La Arquidiócesis de México lamentó las muertes de los estudiantes Norberto Ronquillo y a Hugo Leonardo y señaló a través de un comunicado que “la violencia y la inseguridad que se sufren en el país, y que se han acrecentado en Ciudad de México, nos reclaman acciones concretas y constantes a todos los actores de la sociedad para ponerle un freno efectivo a este grave problema”.

“La Arquidiócesis de México se duele profundamente, una vez más, por los crímenes que quitaron la vida a Norberto Ronquillo y a Hugo Leonardo Avendaño, al igual que por los hechos de injusticia y violencia que lastiman a las familias de muchos otros mexicanos, cuyos casos quedan en el anonimato, ocultos muchas veces por un pesado manto de corrupción, impunidad y desconfianza, de indiferencia institucional o de incapacidad desde el gobierno, tanto en el fomento de valores, como en la promoción social o en la impartición de justicia”, señala el boletín.

Agregó que la Iglesia se compromete a trabajar de cerca para acabar con el problema de la violencia.

Convocatoria Oración

La Iglesia convoca a orar por todas las víctimas de la violencia en el país

Llamado a sacerdotes

A través de su cuenta de Twitter el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, llamó a todos los sacerdotes orar en la misa de las 19:00 horas por aquellos que han sufrido algún acto violento. En este mismo medio, Aguiar Retes informó que acompañó a las familias tanto de Norberto Ronquillo como Leonardo Avendaño, quienes fueron secuestrados y asesinados.

Profundo dolor

El prelado expresó el profundo dolor que siente por la situación de violencia que se vive en el país luego de que en menos de una semana otro joven universitario fuera secuestrado.

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar