in

Mujer confiesa que le pagaron 5 mil pesos por matar a israelíes

Plaza Artz
Esperanza "N", detenida por el doble homicidio en Plaza Artz, aseguró que es gatillera y cobra 5 mil pesos.

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- Las investigaciones sobre el asesinato de dos ciudadanos israelíes en Plaza Artz Pedregal al sur de la Ciudad de México dieron un giro, al pasar de ser considerado un crimen pasional a un ajuste de cuentas entre mafias.

En esta última línea de investigación se manejan dos hipótesis: una, que el “Cártel Jalisco Nueva Generación” ordenó el doble homicidio y, la otra, que se trata de una lucha entre mafias de Israel.

Confiesa ser “gatillera”

La primera se sustenta en las declaraciones de Esperanza “N“, quien fue detenida tras asesinar a Benjamín Yeshurun Sutchi y al escolta Alon Azulay.

La mujer afirmó ser gatillera y que por cada “jale” cobraba 5 mil pesos. Indicó haber sido contratada por el “Cártel Jalisco Nueva Generación” y que quienes realizaron los disparos en el estacionamiento eran de Jalisco.

Negocios con cárteles mexicanos

También se menciona que Sutchi habría traicionado a Erez Akrishevsky, con quien realizó varios negocios con cárteles de la droga mexicanos y colombianos.

Akrishevsky fue capturado hace unos días en Cancún, Quintana Roo, y deportado a su país.

Te puede interesar: ¿Quién era Johny Ben o Ben Sutji, el criminal asesinado en Plaza Artz?

De acuerdo con el historial delictivo de Sutchi, llegó a México a principios de la década de los 90, como parte de un grupo del Mossad (agencia de inteligencia de Israel) para atender casos de secuestros en el país. De ahí pasó a ser operador de empresarios, encargado de cobrar adeudos.

Las autoridades lo señalan como uno de los principales proveedores de armas a narcotraficantes.

Te puede interesar: Yucateco fue testigo en la balacera de Plaza Artz

Deuda liquidada por cancelación del aeropuerto de Texcoco: AMLO

Apple Card pronto disponible para usuarios iPhone