in

Mujeres vandalizan la Catedral de Hermosillo, los fieles la defienden (vídeos)

La Catedral de Hermosillo, Sonora, fue vandalizada por feministas al concluir la marcha de ayer domingo. Pintaron paredes, rompieron vidrios e intentaron irrumpir durante una misa (Foto de @jramiroMX)
La Catedral de Hermosillo, Sonora, fue vandalizada por feministas al concluir la marcha de ayer domingo. Pintaron paredes, rompieron vidrios e intentaron irrumpir durante una misa (Foto de @jramiroMX)

Mujeres que participaron en la marcha por el Día Internacional de la Mujer vandalizaron anoche la Catedral Metropolitana de Hermosillo, Sonora.

Las manifestantes lanzaron “bombas” con pintura morada, quebraron vidrios de las puertas y realizaron pintas.

En determinado momento intentaron entrar por la fuerza cuando se realizaba la misa, pero los fieles en el interior bloquearon las puertas atravesando las bancas.

Más de 300 feligreses se vieron sorprendidos por las mujeres que primero protestaban en el kiosco de la Plaza Zaragoza, pero luego se dirigieron al templo para hacer la quema simbólica de certificados de bautismo.

“Los niños no se tocan, pedófilos”, gritaron las feministas frente a la Catedral Metropolitana, inmueble que data del año 1877.

Agresiones a periodistas y fieles

En la marcha en Hermosillo participaron unas 3,000 mujeres que en su mayoría se dispersaron antes de los actos de violencia contra la iglesia.

Algunos hombres, entre ellos periodistas y feligreses, fueron agredidos con bombas con harina al acercarse a la manifestación.

Numerosos fieles salieron a defender a la Catedral y, ante las protestas, comenzaron a gritar "Viva Cristo Rey", "Viva Cristo Rey" .

“Pintando toda la ciudad no se va a lograr nada”, dijo Jesús Valle, un católico que estaba en el interior de la Catedral.

“Sabemos que hay sacerdotes que no han hecho cosas buenas, que esos paguen, pero hay más que sí son buenos”, subrayó.

Mayra López, una mujer que estaba en misa, lamentó que haya salido asustada del templo.

“Debí quedarme a defender la casa del Señor, se escuchaba muy feo, tuve miedo”, comentó.

El mensaje es la no violencia

Un sacerdote señaló que “el mensaje es la no violencia, estamos en un lugar sagrado, en donde se nos ha enseñado precisamente esto”.

“Íbamos a iniciar la misa cuando comenzaron a gritar pero las mismas personas cerraron las puertas”, declaró.— Con información de El Universal, El Heraldo de México y redes sociales

Síguenos en Google Noticias

Fallece de un infarto una persona en un hostal del centro de Mérida