in

Ordenan otra suspensión

Un militar en el inicio de las obras del aeropuerto de Santa Lucía. Un juez ordenó suspender la terminal aérea hasta que el INAH lo autorice

Juez condiciona los trabajos en el nuevo aeropuerto

CIUDAD DE MÉXICO (EFE y Notimex).— Un juez federal ordenó ayer la suspensión indefinida de la obra para convertir la base militar de Santa Lucía en el nuevo aeropuerto capitalino, ubicado en el Estado de México.

El fallo fue en favor de residentes de Zumpango, el municipio donde se pretende construir el aeropuerto que sería el principal del país, a través del colectivo #NoMásDerroches, quienes promovieron una demanda de amparo contra la construcción de la terminal aérea.

Con esta medida cautelar las autoridades no podrán seguir con las labores de construcción hasta que haya una autorización explícita que asegure que la ejecución de la obra no perjudicará al medio ambiente, al patrimonio cultural ni al terreno.

El juez Decimotercero de Distrito en el Estado de México, Agustín Buenrostro, argumentó que la suspensión no prohíbe los trabajos, pero sí los condiciona a que el INAH determine si en la zona de Santa Lucía existen monumentos arqueológicos que pudieran ser afectados con la construcción del aeropuerto internacional.

El colectivo #NoMásDerroches está conformado por varias organizaciones, despachos de abogados y pobladores de Santa Lucía y Texcoco, éste último donde se iba a construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de de México (NAIM).

“Juntos presentamos 147 juicios de amparo individuales con el fin de que el Poder Judicial de la Federación revise la legalidad de la cancelación del NAIM y asegure que el proyecto de Aeropuerto Internacional de Santa Lucía cuente con todos permisos requeridos”, explicó la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) ayer en un comunicado.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que la decisión, además de ser un precedente importante, obliga a las autoridades a abstenerse de continuar con la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, hasta que existan las autorizaciones necesarias que aseguren que dicho proyecto no perjudicará al medio ambiente.

Y aunque la determinación puede ser impugnada por las autoridades demandadas ante un Tribunal Colegiado, a través de un recurso de revisión, recordó que esta es la segunda resolución judicial que ordena la suspensión de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

El martes pasado, el diario El Universal informó que un tribunal federal había ordenado frenar la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía hasta que el gobierno federal comprobara los dictámenes y permisos ambientales.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, atribuyó a los “corruptos” la suspensión de la obra, según explicó ese mismo martes en rueda de prensa.

“La obra de Santa Lucía les molesta mucho a los corruptos”, afirmó el morenista.

Toronto, cerca de la corona

Cartón de Tony: La autopsia de una respuesta