in ,

Parálisis en algunas áreas de la banca de desarrollo

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— La operación de la banca de desarrollo está paralizada en áreas como la aprobación de créditos y la dispersión de recursos, tras el arranque del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La salida de mandos medios, de personal de confianza y la incertidumbre sobre las condiciones salariales de los trabajadores sindicalizados son las principales causas de la inacción en la también conocida como banca de fomento.

Te puede interesar: Ligera ralentización de la economía: el PIB crece 2% en 2018

De acuerdo con información obtenida por El Universal, 300 directores de área de Banobras, Nafin y Bancomext dejaron sus puestos, los cuales han sido cubiertos por trabajadores de base.

En Bansefi se reporta que no han sido dispersados recursos que se entregan a intermediarios financieros y microfinancieros en distintos municipios del país.

Algunos asociados “están desesperados”

El director de una de las asociaciones de microfinancieras más importantes que opera en México reconoció que sus asociados están desesperados porque los recursos no fluyen.

“Si Bansefi no dispersa nos va a dejar colgados con la cartera de crédito”.

No se dimensionó la cantidad

Miguel Osorio, secretario general del sindicato de trabajadores de Banobras, dijo que la operación está en riesgo tras la salida de al menos 100 mandos medios.

“No se tenía dimensionada la cantidad de personas que salieron y en algunos casos las áreas completas se fueron”.

Datos de la cartera de crédito

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores muestran que la cartera de crédito de la banca de desarrollo sumó 922 mil 425 millones de pesos a septiembre de 2018.

La cifra es ligeramente menor que la del principal grupo financiero del país, BBVA Bancomer, que fue de un billón 142 mil millones de pesos al cierre del año pasado, y mayor que la de Banorte, de 769 mil 433 millones.

Los memes de los Premios Oscar

Así fue la caída de Rami Malek al terminar la ceremonia de los Oscar