in

Periodista relata su experiencia tras su liberación

Periodistas protestan contra la violencia. Marcos Miranda Cogco fue liberado luego de ser secuestrado

Raptado por “chismoso”

VERACRUZ (Notimex y EFE).— El periodista veracruzano Marcos Miranda Cogco, quien fue privado de su libertad anteayer y rescatado ayer, agradeció a Dios haber salido con vida tras la balacera en la que fue librado de sus captores, y externó sus sospechas de que detrás de estos hechos esté el gobierno de Veracruz.

“He sido un duro crítico de la administración morenista, de Cuitláhuac (García Jiménez), he sido crítico de las acciones de la Secretaría de Seguridad Pública (estatal) y las mantengo con razonamiento y fundamentadas, y aunque no me dijeron quién me lo hacía, yo sospecho que pueda venir del gobierno”, expresó.

Miranda, también conocido como “Marmiko” —acróstico que utilizó de nombre cuando fue rey feo en el carnaval del puerto en 2012— y quien ejerce el periodismo desde 33 años, nueve como independiente, dijo que los delincuentes que lo privaron de su libertad le dijeron que lo hicieron “por chismoso”.

En entrevista, el periodista que dirige el espacio informativo “Noticias a Tiempo” a través de Facebook, solicitó apoyo al gobierno federal para que investigue a fondo su caso, ante el temor de que el gobierno de Veracruz tenga responsabilidad.

Pide ayuda

“Yo pido la ayuda al gobierno federal porque aquí el gobierno estatal pareciera que no está brindando el apoyo correspondiente, porque no me han hablado, necesito ver al médico y otras cosas”, dijo el comunicador, que ayer se acogió al sistema de protección federal.

Marcos Miranda Cogco, de 53 años, recordó la forma en que fue interceptado por sus victimarios, quienes lo llevaron a una casa de seguridad, probablemente en la zona cercana al Puerto o Boca del Río.

“Me taparon los oídos con servilletas y papel sanitario, me vendaron los ojos y me ataron las manos también con vendas. Me mantuvieron desnudo en un cuarto, mucho tiempo, sufrí vejaciones, muchos golpes, patadas, golpes en la cabeza, sobre todo en el oído”, relató.

El periodista recordó que cuando estuvo en cautiverio escuchaba tres voces, y que uno de los hombres era el que le propinaba golpes, sobre todo cada que le pedía ir al baño o cuando dormitaba.

“Creo que solo era uno el que me pegaba. Ese me dijo que si le decía al jefe me iba a matar. Me dijeron que me iban a ejecutar, a mutilar, a cortar”, recordó “Marmiko” al tiempo que mencionó que también le tomaron fotos desnudo y le advirtieron que las compartirían cuando se portara mal.

Afirmó que en un principio pensó que iba a morir. “Me sentí derrotado, dije, no pues ya no regreso; Dios, gracias por todo lo que me diste, pero luego dije, no, es una actitud derrotista, dije yo voy a regresar vivo y Dios me va a salvar, y cambié de actitud a positivo, yo creo que eso también, mi fe, me salvó”.

Abundó que aunque uno de los delincuentes le propinó varias golpizas, también accedieron a compararle medicamento para la diabetes, ya que al momento de que fue plagiado no lo llevaba consigo.

El hecho

El periodista independiente fue privado de su libertad a las 7:45 horas del miércoles pasado, cuando a bordo de su vehículo llevaba a una de sus hijas a la escuela.

De acuerdo con la información oficial, fue rescatado cuando era trasladado por sus victimarios a bordo de una camioneta por un camino de terracería a otra casa de seguridad, en la zona conocida como Santa Fe del puerto de Veracruz.

Los maleantes se enfrentaron a balazos con policías de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, y posteriormente, según se informó, se dieron a la fuga.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública estatal indicó que en el lugar fueron aseguradas tres armas de fuego, una larga tipo Uzi, calibre 45; una corta tipo revólver 38 especial;, y una corta tipo revólver calibre 22, marca Kong Colt.

Los sospechosos llevaban al comunicador en un Nissan March, color rojo, placas del Estado de México.

Crimen

Un hermano del periodista veracruzano Ángel Martínez Armengol fue secuestrado y asesinado en el sur del estado.

Secuestrado

Según El Universal, la víctima, identificada como Sergio Martínez Armengol fue secuestrado la semana pasada en el municipio de Minatitlán y su cuerpo apareció ayer en un camino de terracería en el municipio de Cosoleacaque.

Indicios

Las primeras indagatorias señalan que el hombre pudo haber sido privado de la vida desde el momento que fue plagiado, ya que sus restos presentaban un alto grado de descomposición.

Líder petrolero

Según El Diario de Xalapa, Luis Antonio Armengol fue durante muchos años directivo en la Sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros.

Cartón de Tony: Mala, oscura y violadora

Alberto Vázquez y Leo Dan ofrecen emotivo concierto