in

Pobreza energética

El titular de la Unidad de Energías Renovables de la Secretaría de Energía

Energías alternas, “medicina social” para mexicanos

VERACRUZ.— El titular de la Unidad de Energías Renovables de la Secretaría de Energía (SE), Luis Abelardo González Quijano, aseguró que más de 11 millones de mexicanos viven en “pobreza energética” ya que deben de elegir entre pagar la luz, el gas o comer.

Al ser entrevistado en el XI Congreso Internacional de Instalaciones Electromecánicas 2019, el funcionario aseguró que el 60% de la población con pobreza energética se encuentra en los estados de Puebla, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

“La pobreza energética abarca casi 12 millones de connacionales, son familias que tienen que decidir entre usar energía eléctrica, que la tienen ahí en el poste con el transformador, o alimentarse, lo que es un problema serio”, declaró.

González Quijano consideró que para combatir el problema “es necesario una estrategia entre diversos órganos del Gobierno con disciplina y coordinación”.

También señaló que es necesaria una mayor eficiencia energética y la utilización de energías renovables para solventar la situación.

“No solo de la Secretaría de Energía, sino de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y sobre todo de un trabajo intersecretarial (…) se trata de entrar a programas corresponsables de eficiencia energética”, indicó.

El funcionario federal recordó que aproximadamente tres millones de personas no tienen acceso a la electricidad, ya que viven en comunidades donde no llegan las redes de energía.

Proyecto

Por tal motivo, destacó, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prepara un proyecto prioritario para dar solución a este problema como parte del Plan Nacional de Desarrollo.

También calificó a las energías renovables como una “medicina social” para el país, pues consideró que ayudarán a combatir la pobreza en México pero también son parte de la pacificación de la nación.

González Quijano aseveró que las energías renovables ayudarán a solucionar conflictos sociales que se vienen arrastrando desde hace muchos años en diversos territorios que, actualmente, son ocupados por concesionarios de energía eléctrica.

“No solo para temas de pobreza y marginación, sino también para resolver problemas en muchos territorios que han sido virtualmente invadidos por tenedores de concesiones en temas energéticos”, finalizó.— El Financiero y Al calor Político

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

El Cartón de Tony: Juego de trenes