in

Prevé poca mejoría en 2021

Turistas se toman fotos en una zona de las playas de Cancún luego de que se reabrieran por la pandemia

Moody's proyecta una caída de 10% en PIB nacional

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Los sectores de aerolíneas, aeropuertos y hotelería de México, que fueron severamente afectados por la pandemia, tendrán poca mejoría en 2021, aseguró ayer la agencia financiera Moody's en un comunicado de prensa.

Sin embargo, señaló que otros sectores enfocados al consumo, incluyendo alimentos empacados y telecomunicaciones, verán una recuperación gradual”.

“El PIB real de México caerá alrededor de 10.0% en 2020 antes de recuperarse a un crecimiento de 3.7 % en 2021”, apuntó en el boletín el vicepresidente y analista senior de la agencia financiera, Alonso Sánchez.

El gobierno mexicano, en su paquete económico para 2021, pronosticó un crecimiento del 4.6% y contempla un decrecimiento del orden del 8% al cierre de 2020.

El analista señaló también que “muchas compañías incrementaron su deuda y protegieron sus niveles de liquidez al bajar inversiones de capital, pagos de dividendos y gastos en general”.

El sector del turismo en México no volverá a la actividad registrada previo a la pandemia sino hasta 2023, recoge el boletín, debido a que su total recuperación dependerá de que los consumidores se sientan cómodos viajando.

Ese cálculo coincide con el proyectado por el secretario de Turismo del gobierno federal, Miguel Torruco, quien calcula que la industria turística, que representa el 8.7% del PIB nacional, no se recuperará del todo hasta el año 2023.

“Eso seguramente no ocurrirá hasta que se encuentren ampliamente disponibles vacunas y tratamientos efectivos”, opinó la analista senior de Moody's Sandra Beltrán. “Playa Resorts Holding, Grupo Posadas y otros hoteleros con operaciones de playa enfrentarán un lenta recuperación al considerar que están sujetos al turismo internacional y a un brote que todavía no ha sido contenido”, agregó.

La agencia calificadora advirtió también sobre los riesgos que corren las dos empresas energéticas estatales, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“El riesgo de liquidez se mantendrá elevado para Pemex en tiempos en los que cae su producción, existe una menor demanda de combustibles y enfrenta importantes vencimientos de deuda”, detalla Moody's.

Asimismo, señaló que la crisis y los cambios en la política energética estresan la calidad crediticia de CFE, que es el principal transmisor y distribuidor de energía del país.

Otros sectores

Otro mercado que sufrirá impactos adversos por la pandemia será el de vehículos ligeros, según explica la agencia Moody’s.

México exporta cerca del 90% de sus vehículos ligeros, la mayoría a Estados Unidos, y la previsión es que las ventas caigan 25% en 2020, hasta 12.8 millones de unidades, y que se recuperen parcialmente en 2021, con una previsión de 14.3 millones de autos vendidos.

Moody's también consideró que el mercado de vivienda se recuperará a los niveles previos a la pandemia hasta finales de 2022, “ya que la fuerte caída en el empleo formal implica una menor demanda privada de hipotecas y vivienda”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador proyectó que el país perderá 1 millón de empleos este año por el Covid-19, pero su administración busca vías para generar hasta 2 millones de nuevas plazas laborales.

México comenzó desde el pasado 1 de junio a reactivar de forma paulatina algunos sectores de la economía que habían estado cerrados desde finales de marzo para evitar la propagación de la Covid-19.

El poema que el papá de Gigi Hadid le escribió a su nieta conmueve a las redes

La CFE encabeza listado de quejas