in ,

Prisión preventiva a tíos de niño que vivía encadenado

Momento del rescate de Beto, un niño que vivía encadenado y encerrado en una casa en Tlalpan, Ciudad de México (Foto de @Univ_Metropoli)
Momento del rescate de Beto, un niño que vivía encadenado y encerrado en una casa en Tlalpan, Ciudad de México (Foto de @Univ_Metropoli)

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Un Juez de Control dictó prisión preventiva oficiosa para dos tíos de Beto, el niño que vivía encadenado en Tlalpan, detenidos por el delito de violencia familiar.

Sin embargo, a tres días del rescate del menor, las autoridades no han localizado a sus padres.

El niño sufre secuelas de maltrato

La procuradora capitalina, Ernestina Godoy, dijo que “no sabemos nada de los papás, es muy difícil porque el niño no habla bien, trae un problema de maltrato”.

En tanto, la dependencia a su cargo informó que aportó pruebas determinantes para que el Juez de Control tomara la decisión de mantener detenidos a los tíos, una mujer y un hombre de 47 y 22 años, respectivamente, acusados del delito de violencia familiar.

Durante la audiencia inicial, la defensa de los imputados solicitó la duplicidad del término constitucional para la vinculación a proceso, por lo que será el próximo 21 de marzo cuando se defina su situación jurídica.

Rescatado por denuncia de los vecinos

El niño, de seis años, que responde al nombre de Beto, fue rescatado por policías preventivos el pasado 13 de marzo, luego de que los vecinos de la calle Cuarto Andador en la colonia Mesa los Hornos reportaran al número de emergencias que no paraba de llorar.

Cuando los agentes llegaron a la casa, entraron y hallaron a Beto maniatado, dentro de un cuarto cerrado con cadenas y candado.

Cicatrices en la cara y otras partes del cuerpo

Después de liberarlo, las autoridades notaron que en la cara y otras partes del cuerpo el niño tenía cicatrices de golpes, ataduras y quemaduras de cigarro.

Por protocolo de atención a víctimas, los uniformados solicitaron apoyo médico para la valoración del niño, mientras realizaban labores de contención y resguardaron el lugar en espera de la autoridad competente.

Los colonos contaron a los agentes que desde al menos seis meses habían notado que el menor era víctima de violencia intrafamiliar.

Se escapaba y caminaba por la calle

A veces, dijeron, se escapaba y caminaba por la calle, momento en el que ellos alcanzaban a ver que presentaba secuelas físicas.

Luego de que Beto fue puesto a salvo y custodiado por los policías, una mujer llamada María del Rosario y Benjamín, ambos tíos del niño, fueron detenidos afuera del domicilio, mientras que un tercer implicado presuntamente se dio a la fuga.

A los dos tíos se les leyeron sus derechos, según informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se les subió a una patrulla y se les llevó hasta la Coordinación Territorial Tlalpan 4 para que rindieran su declaración.

Trata de personas y esclavitud

Posteriormente se les acusó por el delito de trata de personas en modalidad esclavitud y fueron presentados a la Fiscalía correspondiente.

En tanto, Beto fue llevado a una clínica de especialidades en donde estuvo hospitalizado hasta ayer, mientras los médicos le realizaron estudios y determinar cuáles eran los daños sufridos.

En esa interacción, los doctores detectaron que la víctima no hablaba. Ahora se encuentra bajo la tutela del DIF de Ciudad de México.

Homilía del II Domingo de Cuaresma