in

Protegen con barreras de plástico a cajeras en supermercado de Toluca

Un supermercado de Toluca protege a sus empleados colocando barreras de plástico en las cajas de cobro (Foto de El Universal)
Un supermercado de Toluca protege a sus empleados colocando barreras de plástico en las cajas de cobro (Foto de El Universal)
Un supermercado de Toluca protege a sus empleados colocando barreras de plástico en las cajas de cobro (Foto de El Universal)
Un supermercado de Toluca protege a sus empleados colocando barreras de plástico en las cajas de cobro (Foto de El Universal)

TOLUCA.— Empleados de un supermercado local colocaron barreras de plástico para que las cajeras no tengan contacto con los clientes, como una manera de protegerlas ante el coronavirus Covid-19.

Desde el lunes pasado las estructuras de plástico detenidas con palos de madera se convirtieron en la primera imagen que ven los clientes al llegar a la tienda en las calles Vicente Guerrero y Tollocan.

Te puede interesar: Mapa del coronavirus de México en tiempo real; así avanzan los casos

Inicialmente, en esta tienda la instrucción fue que tanto cajeras como el resto del personal, especialmente los adultos mayores, usaran cubrebocas y guantes de preferencia de látex.

Sin embargo, en los días posteriores ya no fue suficiente y los encargados del establecimiento idearon esta forma de impedir el riesgo por saliva, gotas por estornudos o el contacto de las manos.

Clientes no toman medidas preventivas

“Pues sí parece como si nos hubieran ‘emplayado’, pero es mejor porque la otra opción era irnos a descansar por días o estar expuestas”, comentó una de las trabajadoras.

“Hay muchos clientes que no creen en esto del virus y no les importa venir enfermos de gripe sin usar cubrebocas o quienes estornudan no se tapan la nariz, tosen sin cubrir la boca. Ahora estamos más tranquilas con esta medida”.

Para los empleados de esta sucursal de Garis, contaron, las cubiertas con plástico son una opción que asumieron con gusto.

Mantienen la sana distancia

“Lo más importante es trabajar, mantener las medidas de higiene, cumplir con la jornada de sana distancia, sobre todo regresar a casa con la certeza de que hicieron lo posible para no contagiarse del virus”, señalaron.

Además en esta tienda los adultos mayores —que trabajan como “cerillos”— fueron enviados a casa para que no corran peligro.

No solo les asignaron un salario mínimo sino la empresa inició una campaña para que las propinas que dejaría el cliente cotidianamente las coloquen en una alcancía que cada semana es entregada al “cerillito” correspondiente.

Síguenos en Google Noticias

En las últimas 24 horas fallecieron 756 personas en Italia por coronavirus