in

Reaparece Meade

Imagen que circuló en redes sociales donde se aprecia a José Antonio Meade Kuribreña y José Antonio González Anaya

Arturo Herrera rectifica: fue una reunión informal

CIUDAD DE MÉXICO.— Una fotografía de los exsecretarios de Hacienda, José Antonio Meade y José Antonio González Anaya, saliendo de Palacio Nacional causó polémica en redes sociales, luego de que se dio a conocer la detención de Rosario Robles por el presunto desvío de 5,000 millones de pesos.

En la imagen se observa al excandidato presidencial abordando un vehículo blanco, mientras al fondo, detrás del automóvil, camina González Anaya.

En un principio se manejó que los exfuncionarios habían acudido a una reunión con el actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Tras la polémica, funcionario primero negó que se haya reunido con Meade Kuribreña y González Anaya.

“Seguramente han de haber venido a hablar entre ellos”, respondió Herrera Gutiérrez a la pregunta de si era cierto que los había recibido en sus oficinas.

Más tarde, en Twitter, el titular de Hacienda reconoció que si hubo una reunión con Meade y González Anaya pero que fue informal.

“Otras (reuniones) son más informales, sin agenda y con un diálogo abierto como la que tuve hoy con @JoseAMeadeK y @JAGlezAnaya. En esta última sólo hubo dos problemitas: 1. No hubo chilaquiles en el menú 2. Les tomaron una foto al salir y se #chivearon mucho”, escribió Herrera en Twitter.

La imagen de los exfuncionarios cobró relevancia luego de la vinculación a proceso de la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles por su relación con la “Estafa Maestra”.

El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna deslizó la idea de investigar al expresidente Enrique Peña Nieto y a José Antonio Meade por los desvíos millonarios conocidos como la Estafa Maestra.

Luego de que Rosario Robles y sus abogados aseguraron que la extitular de Sedesol avisó al exmandatario de las irregularidades identificadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el juzgador pidió que se demuestre esto.

“Si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al expresidente, por lo que se debe aclarar si Peña Nieto está involucrado y si actuó o no”, indicó.

En la audiencia de más de 12 horas, Rosario Robles detalló que habló de las anomalías con Peña Nieto por medio del teléfono rojo que tienen todas las dependencias y en reuniones cara a cara.— Notimex y Forbes

“Sí le puse en conocimiento al expresidente Enrique Peña Nieto a través de la línea roja. La forma de comunicación era mediante la red federal y en las reuniones de gabinete”, citaron los abogados de la exfuncionaria.

Por otra parte, el juez Delgadillo Padierna emplazó a Rosario Robles a proporcionar el viernes próximo la carta de entrega-recepción en la que –asegura la defensa de la exfuncionaria– informó a su sucesor de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade, de las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la dependencia.

El impartidor de justicia consideró que ese documento sería “una joyita” por el valor de la prueba, pero no lo tenía en ese momento la defensa.

Por ello, instó a que se entregue una copia auténtica de esa carta para determinar si Meade debe ser investigado por omisión.

El equipo jurídico de Rosario Robles señaló que se informó al nuevo titular de la dependencia que había algunas observaciones de la ASF que habría que solventar.

“Se le informó al nuevo secretario, ya no eran atribuibles a Rosario Robles”, señaló la defensa.

Los abogados rechazaron que su clienta haya sido omisa y presentaron 32 datos de prueba, entre ellos: oficios, declaraciones de testigos, dictámenes periciales en contabilidad y la propia declaración de su defendida, con los que buscaban que no se vinculara a proceso a la exfuncionaria, pero sí fue declara contra ella la prisión preventiva.

 

Sosa, salvador melenudo

Cartón de Tony: Ajustando la brújula