in

Rechazo a los porros

Foto: Megamedia

En Mérida, los jóvenes se unen a las protestas

Realizan manifestación multitudinaria contra la violencia hacia estudiantes

Miles de estudiantes participaron ayer en una multitudinaria marcha en la capital del país e iniciaron un paro de actividades en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en protesta por el ataque que protagonizaron los llamados porros contra alumnos a comienzos de la semana.

Con gritos de “¡Fuera porros!” los estudiantes llegaron hasta la rectoría de la UNAM para exigir que se ponga fin a la violencia de dichos jóvenes que muchas veces están inscritos en la institución pero no acuden a clases y no está claro por qué intereses se mueven.

Grupos de porros de una escuela de bachillerato afiliada a la UNAM golpearon a manifestantes que protestaban el lunes contra el pago de cuotas y pedían libre discurso. Dos estudiantes resultaron seriamente heridos en el ataque, que incluyó bombas de gasolina y cuchillos.

La universidad anunció que 18 de los presuntos agresores ya fueron expulsados. El rector Enrique Graue dijo que el ataque fue obra de personas que “obedecen a intereses ajenos a la universidad y que, evidentemente, pretenden desestabilizarla”.

Casi al final de la manifestación, un grupo de presuntos anarquistas, quienes estaban encapuchados, bloquearon Insurgentes Sur, argumentando falta de respuesta de las autoridades de la UNAM.

Los encapuchados, quienes dijeron que no eran porros, rompieron una malla del camellón de dicha vialidad, la cual utilizaron para cerrar el paso. También amenazaron a los reporteros con palos y gritaron “muera el Estado, viva la anarquía”.

Los estudiantes que participaron en la marcha creyeron que era un grupo porril que los atacaba y corrieron a la explanada de Rectoría para resguardarse al interior del campus central.

En otras ciudades, estudiantes de escuelas afines a la UNAM se sumaron a la manifestación, como en Mérida, donde poco más de un centenar de jóvenes marchó del “remate” de Paseo de Montejo al Parque de Mejorada y de ahí a la Plaza Grande. El grupo se apostó frente al Palacio de Gobierno, donde gritó consignas de apoyo a sus compañeros.

Los jóvenes pertenecen al Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales, la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Mérida y la Unidad Académica de Ciencias y Tecnología en el puerto de Sisal.

 

Obispos charlan con AMLO sobre libertad religiosa

Soy parte de la resistencia