in

Recogen voces sobre el plan del Tren Maya

El titular de Fonatur

Representante de la ONU Habitat visita Calakmul

CALAKMUL.— El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, y el responsable de ONU Habitat para la división de América Latina, Eduardo López Moreno, visitaron la región de Calakmul en Campeche para conocer las necesidades e inquietudes de las comunidades en relación al proyecto del Tren Maya.

Según un comunicado, la convocatoria tuvo la presencia de representantes de los cinco niveles de gobierno, entre los que destacan comisariados ejidales, la reserva de Calakmul, gobierno de Campeche, representantes sectoriales de miel y forestal, así como habitantes, académicos, ONG’s y representantes de pueblos indígenas.

Señaló que en esta reunión “se busca construir desde lo local la implementación del proyecto Tren Maya tomando en cuenta la propuesta del sistema de comunidades y se invitó a todos los órdenes de gobierno a fin de que se escuchen todas las voces”.

En su mensaje de bienvenida, Jiménez Pons llamó a todos los representantes en Calakmul para construir un proceso en que todos se sientan incluidos en el diseño del proyecto. “El urbanismo está relacionado al centro de vivienda cercano al lugar donde trabaja (…) lo peor que puede pasar es un crecimiento desordenado, por eso hay que prever esos fenómenos de crecimiento”, indicó.

Por su parte, el enlace territorial del Tren Maya en Calakmul, Oswaldo Villalobos, habló de las implicaciones sociales, ambientales y económicas del proyecto y abordó el “Pacto por Calakmul”, que servirá como una agenda común con actores locales para atender los ejes temáticos (agua, residuos sólidos, medioambiente, consultas, entre otros) que propongan los asistentes.

En tanto, el responsable de ONU Habitat para la división de América Latina, dijo que “Fonatur está haciendo una cosa única, aprovechen esa oportunidad porque permitirá reflejar las aspiraciones y permitirá mejorar las condiciones de vida”.

En su oportunidad, Rogelio Dzib, representante del ejido maya 20 de Noviembre, aseguró que para las comunidades con centros ecoturísticos es importante un proyecto como el Tren Maya porque traerá capacidades que permitan consolidar y fortalecer las comunidades.

“Nos toca a los actores locales construir el desarrollo que queremos. El tren es una oportunidad, no nos solucionara todos nuestros problemas pero puede ser el pretexto para atender nuestras necesidades: agua, salud, educación”, dijo Porfirio Uribe, apicultor de Calakmul.

Recorrido

Por la mañana, el director de Fonatur y el representante de ONU Habitat, hicieron una revisión de las instalaciones del Tren Maya que se tiene proyectado en la región de Escárcega.

“Estamos aquí para ver el espacio de expansión urbana de la ciudad donde ONU Habitat tiene un rol fundamental establecer los criterios y las normas a las que hay que apegarse. Escárcega es un lugar muy importante para el Tren Maya porque es el lugar donde estarán los talleres”, dijo Jiménez Pons.

Por su parte, López Moreno comentó que “proyectos como este que hemos documentado, son grandes detonadores de crecimiento y desarrollo y este será sin duda uno de los casos. La construcción de un tren y toda la dinámica que esto genera, las ventajas comparativas que tiene y el centro de gravedad natural que es la confluencia de carreteras y centros urbanos generará un crecimiento”.

Retoman tradicional juego maya

El transporte público de Mérida, con botón de pánico