in ,

Recuento del primer año

Foto: Megamedia

López Obrador, con compromisos cumplidos y retos

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El presidente Andrés Manuel López Obrador cumple hoy el primero de los seis años de su gobierno con algunos compromisos cumplidos y también con enormes retos pendientes en seguridad, narcotráfico y economía.

Estos son los diez momentos claves del primer año de López Obrador.

La guerra al huachicol

Primera acción del gobierno de López Obrador para frenar el robo de combustibles que costaba al país 65,000 millones de pesos (3,343 millones de dólares) anuales.

El desabastecimiento de combustibles y una explosión de un ducto abierto por criminales, que causó 137 muertos, marcaron este momento.

Guardia Nacional

Presentada como un nuevo paradigma de seguridad, creó la Guardia Nacional con miembros de las Fuerzas Armadas que comenzaron a operar en julio pasado sin que hasta ahora haya mejorado la seguridad ni reducido la criminalidad.

La misión principal de la Guardia Nacional se ha centrado en controlar la frontera sur para frenar la oleada de migrantes ilegales, a petición de Estados Unidos. En los estados donde opera el narcotráfico su presencia es testimonial.

Inseguridad y violencia

Con 35,964 asesinatos registrados en 2018, López Obrador asumió el gobierno con la tarea de reducir la violencia, sin que para nada hayan mejorado los niveles de seguridad un año después.

Ni la amnistía que dijo que ofrecería a los delincuentes, por lo que fue muy criticado, ni su propuesta de “abrazos no balazos”, o el reclamo a los criminales para que piensen “en sus mamacitas”, han funcionado, de manera que la seguridad se mantiene como uno de los grandes temas pendientes para el actual gobierno federal.

El caso Culiacán

El campo de batalla que reveló la fuerza y poder de los carteles de la droga quedó reflejado en la falta de estrategia y coordinación del gobierno en una operación, en Culiacán, Sinaloa, para capturar a Ovidio Guzmán, el hijo del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos.

Estados Unidos y Trump

Aunque nunca se han visto en persona y ambos están en extremos ideológicos, López Obrador asegura mantener una gran relación con Trump, que a golpe de mensajes en Twitter fija la agenda de México en temas de migración, aranceles, el acuerdo de Libre Comercio de ambos con Canadá y, ahora, el narcotráfico.

El presidente mexicano suele evadir cualquier pregunta sobre Trump. López Obrador dice que no quiere polemizar y no quiere confrontar a Trump.

Tras la declaración de Washington de considerar terroristas a los carteles de la droga mexicanos, López Obrador ha respondido: “Cooperación sí, intervencionismo no”.

Política migratoria

La política migratoria de México pasó en pocos meses de ofrecer trabajo a migrantes a poner a la Guardia Nacional de muro en la frontera sur para satisfacción del presidente estadounidense, que reclamó a México mayor control a cambio de no castigarlo con aranceles que habrían puesto en jaque la economía del país.

Además de frenar la migración, con más de 150,000 migrantes detenidos y 94,000 deportados este año, el gobierno mexicano pretende impulsar las inversiones en países de Centroamérica para prevenir la migración.

Evo e inversiones

El asilo a Evo Morales tras haber sido forzado por los militares a dejar la Presidencia de Bolivia y las inversiones del gobierno mexicano en Guatemala, El Salvador y Honduras marcaron las relaciones de López Obrador con América Latina.

El titular del Ejecutivo esgrime la ortodoxia de la política exterior de la Constitución mexicana, como el principio de no intervención y la solución política de controversias, para evitar pronunciarse sobre casos como el de Venezuela, aunque el asilo a Morales lo coloca más cerca de los gobiernos izquierdistas.

Los empresarios

Alfonso Romo, un millonario empresario que ejerce como jefe de gabinete de López Obrador, es el principal nexo del presidente con el poder económico que ha respaldado sus programas sociales.

Recorte a medios

Al rechazo personal se suma su política de comunicación que recortó la publicidad a los medios, lo que genera un debate sobre los alcances de la libertad de expresión, del derecho a la réplica y un entorno social.

Esto es adverso a una prensa bajo asedio criminal, que tan solo en el actual gobierno ha dejado ya a 13 periodistas asesinados.

Gabinete

La personalidad de López Obrador prácticamente ha avasallado el trabajo de los miembros de su gabinete, en el que destaca el canciller Marcelo Ebrard como un todopoderoso supersecretario, que se encarga de la política exterior, de la migración (en la frontera sur) y de la seguridad (como en la reciente masacre de Sonora a la familia Lebarón).

Plan Nacional

La última acción de este año de gobierno fue el Plan Nacional de Infraestructura.

Descripción

Este plan resume la relación de los poderes políticos y económico de promover una inversión pública y privada que genere crecimiento económico.

Prensa, su adversario

Es el adversario al que dirige casi todos su dardos López Obrador en sus diarias conferencias matutinas, con adjetivos como “fifí” y descalificaciones hacia los medios que considera “conservadores”.

Secretarios “visibles”

Los secretarios más visibles son el de la Defensa Nacional, Gral. Luis Cresencio Sandoval; el de Marina, almirante José Rafael Ojeda, y el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, encargados de combatir la inseguridad.

Nanosatélite mexicano a punto de despegar

“Pegados a la pared”