in

Secuestrador y homicida de bebé pasaría hasta 195 años en la cárcel

El presunto homicida de Decker Alexander,

MÉXICO.- El hombre que mató a un joven padre de familia y posteriormente secuestró a su bebé de tres meses, Decker Alexander, a quien al parecer posteriormente privó de la vida mediante asfixia por estrangulamiento, podría pasar hasta 195 años en la cárcel.

Lee: Mata a su excuñado a martillazos y roba a su bebé en Nuevo León

Su vehículo falló

El vicefiscal del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado, Luis Enrique Orozco Suárez, señaló que Mario “N” de 52 años de edad, presunto doble homicida y secuestrador, abandonó el vehículo en el que pensaba huir, en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila debido a una falla mecánica, ya que inmediatamente después del asesinato del padre del niño y el secuestro del pequeño acudió a su centro de trabajo a solicitar el pago de su salario, porque pensaba reparar su vehículo.

Hallan cuerpo de bebé en Coahuila; lo robaron tras matar a su papá

Orozco Suárez dijo que por las características que presentaban los restos de Decker Alexander, lo habrían asesinado el mismo sábado o el domingo, y abandonado a orillas de la carretera Monterrey-Saltillo, a unos dos kilómetros de donde fue localizado el automóvil Volkswagen Pointer.

Varios delitos

Mencionó que la orden de aprehensión contra el michoacano Mario “N”, fue girada inicialmente por su probable responsabilidad en el homicidio calificado de Oscar Uriel “N”, de 18 años de edad, que implica una penalidad de hasta 50 años; y por el secuestro agravado del menor Decker Alexander, que contempla hasta cien años de cárcel.

Además de atribuírsele robo calificado con violencia que tiene una penalidad de cinco años y seis meses de prisión.

Sin embargo, de confirmarse que los restos del bebé corresponden a Decker, habrá de replantearse la imputación ya que por el secuestro agravado y homicidio del bebé la ley establece hasta 140 años de cárcel, precisó el vicefiscal.

Sin antecedentes

Luis Enrique Orozco señaló que el supuesto doble homicida y secuestrador, no tenía antecedentes por violencia familiar, pero según información que dio su expareja y hermana del joven padre de familia asesinado a martillazos, las constantes discusiones y agresiones lo que la llevaron al rompimiento de la relación sentimental que sostenía con el ahora acusado, a quien conoció a través de las redes sociales.

Precisamente su decisión de romper esa relación, ocasionó la reacción violenta de Mario “N” de allanar el domicilio para privar de la vida a su excuñado, amordazar y atar de pies y manos a la esposa, privarlos de algunos bienes (celulares), y llevarse al niño de ambos hacia un lugar desconocido.

Asfixia por estrangulamiento

El vicefiscal comentó que la posible causa de la muerte del niño es asfixia por estrangulamiento.

Hasta hoy los restos del infante permanecen en Coahuila, y los entregarán a las autoridades de Nuevo León, para su disposición final por parte de su familia. La Fiscalía del vecino estado realizará los estudios de genética, los cuales compararán con las pruebas que se tomaron al padre y la madre de Decker Alexander, a fin de confirmar que corresponden a la misma persona.

Te puede interesar: Capturan al presunto asesino de un hombre y su bebé en Nuevo León

Luis Enrique Orozco, declaró que según los agentes ministeriales que detuvieron al presunto secuestrador y doble homicida. Al momento que se le notificó la orden de aprehensión, el presunto se mostró bastante coherente e incluso dijo que requería la presencia de un abogado.

Dos despidos y dos suspensiones por denuncias de acoso en la Uady

Comisión del Protocolo contra el acoso en la Uady, en funciones