in ,

Sexagenario sale de la cárcel y rapta a una niña de 11 años

Fachada del Cereso de San Francisco Kobén, en la comisaría del mismo nombre.- (Archivo)

SAN FRANCISCO DE CAMPECHE, Campeche (Por Martín E. Acosta Pacheco).—  Hilario Chi Cauich prácticamente recibió “cadena perpetua”, pues por su edad y por la sentencia dictada por un juez pasará 31 años encerrado en la penitenciaría de San Francisco Kobén, donde es probable morirá.

Es de esos casos que sacudieron a la sociedad campechana por el delito que cometió y por la sentencia dictada.

Este sujeto de poco más de 60 años de edad, raptó a una niña de 11 años en el ejido Melchor Ocampo, perteneciente a la Junta Municipal de Pich, en el Sureste del municipio de Campeche, y la mantuvo oculta, atada y amordazada  en una cueva ubicada en agreste paraje entre los ejidos Samulá y Chulbac.

Se ocultó muy bien

Aunque las autoridades por respeto a la menor y su familia no lo confirmaron,  trascendió que abusó de ella y la mantuvo cautiva durante más de 20 días.

Pese a que fue plenamente identificado por la familia de la niña, Hilario Chi se escondió de tal manera que pese a la Alerta Amber y las operaciones implementadas por la unidad antisecuestros de la Fiscalía General del Estado, no se daba con su paradero.

El infierno que vivió  la menor  comenzó al amanecer del 11 de enero, en lo que parecía un día de actividades rutinarias.

En compañía de su padre se dirigían a la  milpa  familiar en el ejido Melchor Ocampo. La niña entró al monte para hacer del baño y ahí fue sustraída por el sexagenario, quien semanas atrás salió de la cárcel y fue a pedir trabajo en un rancho cercano.

Luego de secuestrarla desapareció.

Marchas y protestas

Familiares y amigos de la menor realizaron marchas y movimientos de protesta porque no se daba con el paradero del demencial sujeto. Fueron días de angustia, dolor y llanto para la familia.

El 29 de enero pasado, un repartidor de tortillas que cruzaba por una de muchas brechas que unen a los ejidos Samulá y Chulbac, en el municipio de Campeche, fue interceptado por Hilario quien le pidió medio kilo de tortilla, pero lo notó nervioso y lo reconoció.

Al darse cuenta de ello, el sujeto se dio a la fuga, pero el joven hizo la llamada al 911 y se inició una operación en la que participaron agentes ministeriales, de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional.

Tras una ardua búsqueda dieron con la cueva y ahí hallaron a la menor atada, semidesnuda y amordazada, en estado de deshidratación y se logró la captura de Hilario.

Sentencia de 31 años

Fue una pesadilla de 28 días para la menor, la familia y amigos.

Al sujeto lo sentenciaron ayer a 31 años prisión, según informaron este día en conferencia de prensa el fiscal  general, Juan Manuel Herrera Campos; el  Secretario de Seguridad Pública, Jorge Argáez Uribe, y el inspector de la Guardia Nacional, Federico Prieto Anota.

Síguenos en Google Noticias

marco antonio solis el buki tekit

Marco Antonio Solis "El Buki" es captado en Tekit grabando vídeo

Fraude a maestros jubilados: hay 40 denuncias y 6 mil afectados