in ,

Sólo amonestan a delegado de Fonatur por lanzar amenazas en Cancún

Raúl Bermúdez Arreola, delegado de Fonatur (Foto de Animal Político)
Raúl Bermúdez Arreola, delegado de Fonatur (Foto de Animal Político)

Raúl Bermúdez Arreola, delegado de Fonatur en Cancún, Quintana Roo, amenazó al administrador de Isla Dorada con usar todo el peso de la dependencia por no cambiar las reglas de acceso al gimnasio, al que no le permitían ingresar.

El delegado advirtió incluso que podría cerrar el fraccionamiento lo que generó críticas en redes sociales y fue bautizado como "LordFonatur", según se escucha en un audio.

Sólo un "problema doméstico"

Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur, consideró que se trató de un “problema doméstico” entre condóminos y aseguró que será amonestado y “está advertido”.

De acuerdo con "Animal Político", Bermúdez Arreola, quien habita en Isla Dorada, manifestó su molestia porque no puede usar el gimnasio debido a que otras personas lo reservaron antes que él.

En llamada telefónica al administrador le reclamó que en los gimnasios de todo el Estado ya no aplican la regla de reservar desde que se pasó de semáforo rojo a amarillo por la pandemia.

Propuesta al administrador

De las 3 mil 500 personas que habitan Isla Dorada, al día sólo pueden usar el gimnasio 26, de las cuales 18 son las mismas todos los días, se escucha decir al funcionario en la llamada que divulgó Observatorio Ciudadano.

“No sé cómo le hacen porque yo me despierto todos los días a las 4 de la mañana para reservar y ya está reservado”, indicó.

Propuso que a esas 26 personas se les cobre el servicio y al resto les quite el cobro para que puedan acudir a otro gimnasio.

“Yo no puedo ir al gimnasio. Están mal tus reglas. Tus reglas ya son exclusivas… Tus reglas no pueden ir contra mis derechos…"

"Ya no estamos en rojo, ya se acabó, ya no hay una pandemia que justifique lo que estás haciendo, entonces me voy amparar”, dijo molesto Raúl Bermúdez.

Arrecian las amenazas

El administrador de Isla Dorada le explicó que la regla de reservar el gimnasio no surgió de él sino del Comité de Vigilancia del fraccionamiento.

A lo que respondió el funcionario: “De cabrón a cabrón, si es así yo también tengo cómo hacerle”.

Le dijo que él era la autoridad, pero el administrador le respondió que para él no, y es ahí donde amenazó con clausurar este espacio.

El delegado advirtió al administradorcon ampararse y luego con que sus acciones ya no serían personales sino con el peso de Fonatur.

En nombre de Fonatur

“Te voy a demostrar para que veas como sí se puede y te voy a apretar”, señaló.

"¿Entonces me está amenazando?", dijo el administrador.

"Exactamente, te lo estoy diciendo directamente. Tú si estás mal y si te voy a poner en tu lugar. Hazme una cita con el presidente y esto es por Fonatur, ya no es por mí, por Fonatur necesito ver a quien tenga autoridad aquí", respondió.

"Cuándo puedes o voy a tener que cerrar".

El administrador concluyó la llamada proporcionándole el número telefónico del presidente del fraccionamiento.

Opinión de Jiménez Ponz

De acuerdo con "El Mañanero", Jiménez Pons admitió que ya escuchó la grabación pero consideró que se trató de un “problema doméstico” entre condóminos y aseguró que el funcionario ya estaba ofreciendo disculpas.

Sin duda Bermúdez se equivocó y actuó prepotentemente, señaló,y agregó que será amonestado y “está advertido”.

"Fue una calentura de alguien que salió, se levantó de mal humor y perdió la cabeza".

"Así sea ‘Juan de las pitas’, no puede asumir un ‘yo soy el mandamás’, como sale cualquier borracho de cantina; eso está pésimo y eso nadie lo justifica”.

Advirtió que si se repite esa conducta, por muy bueno que sea su desempeño en el trabajo “no será suficiente para mantenerlo”.

Arctic Monkeys anuncian el lanzamiento de un nuevo álbum en vivo

Buen Fin 2020.

SAT, con sorteo fiscal de 500 millones de pesos en el Buen Fin 2020