in

Suicidio, tercera causa de muerte en menores de 10 a 14 años en México

En México comienzan a registrarse índices preocupantes de suicidio en la etapa infantil, advierte un especialista (Foto de archivo)
En México comienzan a registrarse índices preocupantes de suicidio en la etapa infantil, advierte un especialista (Foto de archivo)

QUERÉTARO.— En México se reportan 5,000 suicidios al año y comienzan a registrarse índices preocupantes en la etapa infantil, pues ya representa la tercera causa de muerte entre personas de 10 a 14 años de edad, advirtió el médico psiquiatra César Augusto Celada Borja.

En entrevista, explicó que hoy los niños que padecen algún problema mental piensan que una opción es el suicidio y, además, conocen diferentes técnicas para segar su existencia.

Te puede interesar: El abuso de alcohol y su relación con el suicidio en Yucatán

Celada Borja, residente de alta especialidad en Trastornos Esquizofrénicos en el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, mencionó los factores más frecuentes para que los menores se quiten la vida o muestren pensamientos suicidas: La violencia familiar e incluso cuestiones genéticas.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, que este año se enfoca a la prevención del suicidio, precisó que si bien ese mal es la tercera causa de muerte entre personas de 10 a 14 años, quitarse la vida es la segunda causa de defunción entre personas de 15 a 29 años, según datos del Inegi.

Se prenden los “focos rojos”

“Esto prende “focos rojos” para que se tomen acciones de prevención”, subrayó.

“En el primer grupo tenemos que 77% de los menores que se han suicidado o al menos lo han intentado lo hacen por medio del corte de venas (muñecas) y el resto con armas de fuego o ingesta de pastillas“, señaló.

Comunicación en la familia

“De ahí la importancia de mantener una comunicación adecuada en la familia, a fin de prevenir situaciones de riesgo, y acudir al médico especialista en el momento en que una persona muestre tendencias suicidas”.

“En materia de prevención es muy importante aclarar que cuando una persona del núcleo familiar muestre esa tendencia a través de un comentario, o una actividad que a simple vista pareciera un juego, sea remitida de inmediato al servicio médico especializado”, sostuvo.

Llamado a no juzgar ni incitar

Pidió ser empáticos con la o el potencial suicida, no juzgarlo y no incitarlo al suicidio con comentarios ligeros como “a ver quítate la vida”, pues si lo piensa seguramente lo intentará.

En cuanto a las estadísticas del suicidio, mencionó que de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 40 segundos se comete uno en el mundo.

“40 segundos para actuar”

Sin embargo, la información y educación dentro de la sociedad para prevenir y dar un correcto seguimiento no es suficiente, por ello este año se lanza la campaña “40 segundos para actuar”, que tiene el objetivo de visibilizar la prevención como política pública.

“Crear conciencia y luchar contra la estigmatización permite que más personas se sientan en condiciones de pedir ayuda”.

Consecuencias para las comunidades

Precisó que el suicidio es el acto deliberado de quitarse la vida, es un hecho de violencia y genera para individuos, familias, comunidades y países graves consecuencias a corto y largo plazo, causando efectos perjudiciales en los servicios de atención de salud.

Celada Borja advirtió que factores sociales, psicológicos, culturales y de otro tipo pueden interactuar para llevar a una persona a un comportamiento suicida.

Además, continuó, el estigma asociado con los trastornos mentales sigue siendo un detonante para que las personas no pidan ayuda o no se sientan cómodas en externar lo que está pasando con ellas.

Factores que contribuyen al problema

Entre los factores que contribuyen a los pensamientos suicidas destacan el duelo, los problemas de relaciones interpersonales, el aumento de consumo de alcohol y otras sustancias y la depresión.

También otras enfermedades mentales existentes, el dolor crónico o enfermedades físicas, así como un historial de trauma psicológico severo.

“El suicidio no distingue entre clases sociales ya que si bien 79% de las muertes tuvo lugar en países de ingresos bajos y medios entre 2000 y 2016, los países de ingresos altos experimentaron la tasa más alta, con 11.5 muertes por cada 100 mil personas”, señaló.

Líneas de apoyo en México

El especialista mencionó que a fin de reducir los casos en México existen varias líneas de apoyo disponibles, como el Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (Saptel), que brinda servicio gratuito las 24 horas y los 365 días del año al número 55 5259-8121.

También instituciones como la Universidad Autónoma Metropolitana y el Hospital de las Emociones cuentan con una línea de Apoyo Psicológico y consultas médicas especializadas.

Ausentismo y pánico en una escuela de Nuevo León, ante supuesta amenaza de tiroteo

“No debe meterse con los muertos”: Ricardo Monreal a Miguel Barbosa