in

Terror y caos en Sinaloa

Versiones de que fue liberado para frenar la violencia

Balaceras en calles de Culiacán por la detención de un hijo de “El Chapo” Guzmán.

Durante varias horas, Culiacán fue campo de batalla.

Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad federal, confirmó la detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, hecho que desató una violenta respuesta del crimen organizado.

Tras la detención se registraron varias balaceras en Culiacán. Sicarios montaron una oleada violenta de bloqueos viales y balaceras en la ciudad, entre rumores de la captura de uno de los hijos del mítico narcotraficante.

Los bloqueos se extendieron a las salidas de la ciudad; Culiacán quedó prácticamente cercada con gente resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas, y la actividad comercial totalmente suspendida.

El gobierno estatal llamó a la población “a mantener la calma, a no salir a las calles”. También, hubo una fuga de “entre 20 y 30 reos” del penal de Aguaruto.

Anoche surgieron insistentes versiones de que Ovidio Guzmán fue liberado por las fuerzas de seguridad, superadas en número, pero que fue para evitar más violencia y recuperar la calma en Culiacán. En un tweet de última hora “El Universal” difundió anoche que la liberación fue confirmada.

Servicios médicos

Tsukán, un santuario de vida para explorar y descubrir