in

“Toque directo” a AMLO

Pie de foto

No se descartan otros atentados a altos funcionarios

El Presidente no tiene otra opción que ir contra ellos, afirma extitular de la Seido

El espectacular intento de asesinato del secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Omar García Harfuch, es la señal más reciente de que la violencia ocasionada por los poderosos grupos del crimen organizado, que antes afectaba a los mexicanos de a pie, toca directamente la puerta del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Analistas y especialistas aseguran que la reacción en contra del secretario era esperada debido a las medidas del gobierno contra el narcotráfico en México.

También es una reacción al congelamiento de las cuentas bancarias del grupo criminal, considera el analista Pascal Beltrán del Río.

“El Presidente no tiene otra opción que ir contra ellos”, afirma Samuel González, analista de seguridad y extitular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

González no descarta que los ataques contra funcionarios gubernamentales de alto rango continúen.

López Obrador dijo ayer que su gobierno no pactará con la delincuencia ni se dejará intimidar y actuará para evitar otros atentados. “Hay una frontera, hay un límite”, advirtió.

Berchelt regresa con un nocaut en el sexto