in

Tributo a pastor genera revuelo

Bellas Artes solo autorizó evento cultural, aclaran

CIUDAD DE MÉXICO.— El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) negó ayer que el evento realizado el miércoles se hubiera tratado de un homenaje a un líder religioso.

“El guardián del espejo, un homenaje al Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García”, fue la forma en la que se presentó el evento realizado en el Palacio de Bellas Artes, del que el Inbal aseguró no fue de carácter religioso.

Organizado por la Asociación de Profesionistas y Empresarios de México, el concierto de ópera sirvió como reconocimiento para el líder de la iglesia evangélica La Luz del Mundo.

“La Secretaría de Cultura, a través del Inbal, reivindica su compromiso con la naturaleza laica del Estado mexicano y del uso de toda infraestructura cultural. El PBA no fue solicitado, ni autorizado para hacer ningún homenaje a ningún líder religioso. El cual no se llevó al cabo”, difundieron a través de un comunicado en Twitter.

Tras darse a conocer imágenes y vídeos del evento que comprueban el carácter religioso del evento, el Inbal desestimó las pruebas.

Aunque estaba prevista la entrega de un reconocimiento al líder religioso en la sala de Bellas Artes, el acto no se realizó por “indicaciones del lugar”.

“Se debe enfatizar que en ningún momento se llevó a cabo homenaje alguno a un líder religioso, toda vez que dicha actividad del programa fue cancelada por la Gerencia al contravenir con la norma artística que rige el uso del Palacio de Bellas Artes”, se explicó en el comunicado.

La polémica se debe a que la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes únicamente debe rentarse para eventos con fines culturales. Explicaron que el concierto se realizó a petición del senador del PVEM Rogelio Zamora Guzmán.— Megamedia

“Según el oficio recibido el 1 de febrero de 2019, el espacio se usaría con el fin de realizar una representación cultural y artística musical gratuita”, abundaron.

Señalaron que se realizó la revisión de la propuesta de acuerdo a lo establecido y que el programa se título “El Guardián del espejo”, con la participación del coro de la asociación, 11 cantantes de ópera y la Orquesta Filarmónica de la Secretaría de la Marina.

Según el comunicado, durante el evento no se señaló “alguna frase con sentido religioso ni se mencionó el pretendido homenaje”.

El costo que se pagó por la renta del lugar fue de $185,413 pesos ya que se trato de una actividad gratuita al público.

 

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

El Cartón de Tony: Juego de trenes