in

Preocupa a la CNDH ultrasonido realizado a menor en marcha provida

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por la instrumentalización de menores de edad en la marcha provida que se realizó el domingo 3 de octubre en la Ciudad de México. En aquella ocasión se practicó un ultrasonido a una adolescente embarazada, ante la presencia de cientos de personas.

Aunque la CNDH reconoce el derecho a la libre manifestación, recuerda que ésta debe ejercerse con pleno respeto a los derechos de niñas, niños y adolescentes. Consideran que el hecho vulnera la identidad, imagen, cuerpo y estado de salud de la menor, que fueron exhibidos públicamente.

El organismo recuerda que la salud es de carácter confidencial; debe ser protegida conforme a los artículos 76 a 80 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

¿Qué sucedió en la marcha contra el aborto?

La exhibición del embarazo de la adolescente, quien se identificó como Ana, de 15 años de edad, sirvió como clausura de la manifestación contra la decisión de la  Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de despenalizar el aborto.

Ana cuenta con 38 semanas de gestación, dijo que su bebé es varón y que asistió a la marcha porque "la invitaron".

En el escenario se le colocó en una camilla y el equipo necesario para practicarle, frente a los miles de asistentes a la marcha, un ultrasonido para conocer a su bebé.

Fernando Urquija fungió como el médico encargado en realizar el ultrasonido, mientras los asistentes gritaban: "¡Sí a la vida!", para celebrar la decisión de la menor de edad de ser madre.

Mujer se desvanece en el mercado San Benito y ya no despierta

¿Cuánto le costó a Facebook el apagón en México?