in

Urzúa: Alfonso Romo es el principal conflicto de interés en el gobierno de AMLO

Carlos Urzúa Macías, quien el pasado martes 9 de julio renunció como secretaria de Hacienda y Crédito Público (Foto de El Universal)
Carlos Urzúa Macías, quien el pasado martes 9 de julio renunció como secretaria de Hacienda y Crédito Público (Foto de El Universal)

CIUDAD DE MÉXICO.— El principal conflicto de interés en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se llama Alfonso Romo Garza, quien nombró a los titulares del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la banca de desarrollo, afirma Carlos Urzúa Macías, exsecretario de Hacienda, en entrevista para la revista Proceso.

A Urzúa Macías se le ve de buen humor, afirma Proceso, pareciera que su renuncia a la Secretaría de Hacienda, el pasado martes 9, solo es un dato más en su biografía.

No hace falta sacarle las palabras con tirabuzón: tiene muchas ganas de hablar. Lo hace como siempre: intercalando anécdotas graciosas y con numerosas digresiones.

Te puede interesar: Carlos Urzúa renuncia a la Secretaría de Hacienda por desacuerdo con el gobierno

No revela la razón última de su salida, pero dice que mucho tuvo que ver un diferendo con el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, derivado de su intención de incumplir el contrato por el cual se construyó el gasoducto submarino Sistema Sur Texas-Tuxpan.

Alerta que una disputa legal con las empresas involucradas podría dejarnos sin fuentes de energía un buen tiempo, además de poner en peligro la entrada en vigor del T-MEC.

El principio de las diferencias con AMLO

Explica que las principales diferencias con López Obrador empezaron por el esquema fiscal, donde Urzúa consideraba necesaria una reforma que permitiera reducir la desigualdad y hacer más fuerte los recursos.

Respecto a las diferencias, al exsecretario de Hacienda le resultó difícil entender la relación que tenía el presidente López Obrador con Alfonso Romo, un hombre de extrema derecha.

A pesar de que Romo intentó utilizar sus influencias en las secretarías de Hacienda y Economía no lo logró, porque Obrador no lo dejó, sin embargo, sí pudo imponer a Margarita Rios-Farjat en el SAT y Eugenio Nájera en Nafinsa y Bancomext.

Políticas públicas sin sustento

De acuerdo con la entrevista, Romo solo busca renacer y ser lo que una vez fue.

Respecto a si existen razones más profundas que Romo, Urzúa responde:

‘En uno de los párrafos de mi carta refiero a una serie de políticas públicas sin sustento. No quiero hablar de todas, pero sí puedo decirte (a Hernán Gómez Bruera) que sí estuve a favor de que se continuara la construcción del aeropuerto de Texcoco’.

En desacuerdo con la refinería de Dos Bocas

Respecto a saber dónde estaban las discrepancias, explica que el gobierno estaba poniendo grandes cantidades de dinero en obras que apenas comenzaban a madurar, explicando que hacer una refinería como la de Dos Bocas no era óptimo en las condiciones actuales.

Te puede interesar: El 26 de julio se asignarán licitaciones para la refinería de Dos Bocas

De acuerdo con Carlos Urzúa, la mayoría de las empresas señalaba que no se podía hacer por menos de 15 mil millones de dólares y tampoco en menos de tres años, por eso la licitación había estado desierta.

Expresa a Proceso que no se puede persistir en una idea cuando hay empresas que saben más que tú y te dicen lo contrario, “el problema de este gobierno es el voluntarismo”.

Discrepancias en el caso de gasoductos

Respecto a la CFE, Urzúa comenta que lo que estaba haciendo la Comisión fue lo que casi hizo que la gota derramara el vaso, pues un alto funcionario y él le habían comentando al presidente que lo que la CFE estaba haciendo no era beneficioso para México.

Explica que Barlett tenía una fuerte versión estadista, por lo que encontró contratos de varias empresas extranjeras de construcción de gasoductos que para él (Urzúa) son un robo.

El gasoducto de Texas a Tuxpan

Explica que uno de los gasoductos paradigmáticos es el que va de Texas a Tuxpan, Veracruz, el cual se firmó hace cinco años y ya se terminó de construir y que Barlett no quiere entregar para negociar el contrato:

“No está evaluando correctamente su costo porque al parecer no entiende el valor presente, por lo que alguien así no puede dirigir una empresa de electricidad”, señala.

“Mientras ese pleito dura, el gasoducto no se podrá utilizar, lo que nos dejaría imposibilitados de poder satisfacer un tercio de la demanda de gas”, asegura.— Con información de Proceso y Reporte Índigo

Carrera de la API

Más de 2,000 personas participan en la carrera “Corre Sobre el Mar”

Los Sanfermines 2019

Al menos tres heridos por asta de toro en el último encierro de San Fermín