in

Vector: Varias proyecciones y encuestas ven un triunfo de Biden sobre Trump

Diversas proyecciones ven una derrota de Donald Trump en las próximas elecciones (Foto de AP)
Diversas proyecciones ven una derrota de Donald Trump en las próximas elecciones (Foto de AP)

Diversos modelos de análisis ven un triunfo de Joe Biden sobre Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos que se realizarán el próximo 3 de noviembre, de acuerdo con la consultora Vector.

El análisis, realizado por Rodolfo Navarrete, señala que la ventaja de Biden es superior a la que en 2016 tenía Hillary Clinton sobre Trump.

Además, indica que el actual presidente apuesta todo a que antes de las elecciones aparezca una vacuna contra el Covid-19, algo que se ve difícil.

También menciona los escenarios postelectorales que se vivirían en caso del triunfo de Biden o Trump.

Te puede interesar: Donald Trump llama a vencer a la ''izquierda radical''

El texto completo del análisis de Vector es el siguiente:

El próximo martes 3 de noviembre se llevarán al cabo las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Además, se renovará la integridad de la Cámara de Representantes (435) y 34 senadores (100).

Al 14 de octubre de 2020, la probabilidad de que Joe Biden gane las elecciones es de 83.0% y de 17% la de que gane Donald Trump.

Esto, según el modelo de El País, mismo que se deriva de cuatro fuentes de predicciones: las de The Economist, las del modelo estadístico 538 de FiveThirtyEight, las de los expertos en predicción cuantitativa de Good Judgement y los pronósticos que ofrece el mercado de apuestas políticas, recogido por Real Clear Politics.

Resultados de diversos modelos

Según El País, “el modelo del semanario británico The Economist, asesorado por el académico Andrew Gelman, rebaja las opciones de Trump por debajo del 10%.

El modelo de FiveThirtyEight, que desde hace una década elabora el ya famoso estadístico Nate Silver, eleva sus opciones al 15%”.

Esos modelos se complementan con predicciones cualitativas del “mercado de apuestas, que ha sido menos favorables para Biden y que tuvieron a Trump como favorito hasta junio, seguramente porque tienen muy presente el error de los sondeos de 2016".

"En septiembre todavía veían la carrera empatada, pero después han ido decantándose por Biden, especialmente tras la enfermedad del actual presidente. Ahora le dan 65% de opciones de victoria a Biden y 35% a Trump".

"Es una ventaja débil: para los apostadores la victoria de Trump es tan probable como lanzar un dado y sacar uno o dos”.

Se van decantando por Biden

“Por último, nuestro pronóstico considera también el juicio de los expertos en predicción de Good Judgement, un proyecto a partir de las investigaciones de Philip Tetlock y Barbara Mellers.

Desde marzo colocan a Biden como favorito, al alza: en septiembre le daban 70% de probabilidades de ganar y ahora 80%”.

En términos de preferencias electorales, según las encuestas nacionales Joe Biden ha estado por delante de Donald Trump la mayor parte del año.

Las últimas encuestas muestran que Biden tiene el 52.0% de las preferencias, en tanto que Trump el 42.0%.

Comparándolo con 2016, cuando compitió Hilary Clinton y Donald Trump, la ventaja a tres semanas de las elecciones era menos clara y sumaba entre 2 y 3 puntos porcentuales.

Aventaja en los estados "bisagra"

Según las encuestas estatales, Joe Biden lleva la ventaja en los “estados bisagra” o los estados que podrían definir los resultados. En 2016 Trump ganó en esos estados.

A tres semanas de las elecciones, Biden tiene ventaja en Arizona (2.7pp), Carolina del Norte (1.4), Florida (3.7), Iowa (1.2), Michigan (7.0), Minesota (9.0), Nevada (6.0), New Hampshire (9.0), Ohio (0.6), Pensilvania (7.1), Virginia (11.0) y Wisconsin (6.1).

Trump solo aventaja en Georgia (0.4) y Texas (4.4).

Ante la negativa de Trump de sostener el segundo debate con Joe Biden de manera virtual, el siguiente debate será el jueves 22 de octubre.

Vacuna contra el Covid

El presidente Trump apuesta todo a que antes de las elecciones aparezca una vacuna contra el Covid.

Lamentablemente, como normalmente sucede, AstraZeneca y Johnson & Johnson se vieron obligados a retrasar sus pruebas a consecuencia de efectos colaterales en pacientes tratados experimentalmente contra el Covid.

Según las encuestas de ABC/Ipsos el máximo apoyo al manejo del Covid por el presidente Trump se dio en marzo, con 55.0% de aprobación. A tres semanas de las elecciones, dicho apoyo llega a 32.5%.

Por otro lado, la Universidad de Washington estima que para el 1 de noviembre el número de contagiados en Estados Unidos se aproxime a los 8 millones y el número de muertos a 260 mil.

Particularidad de los próximos comicios

A diferencia de las anteriores, la elección del 3 de noviembre de 2020 tendrá la particularidad de que un elevado porcentaje del voto se hará vía correo debido a los temores del contagio de la epidemia.

Son los estados, no el gobierno federal, los que permiten o no dicho voto.

En términos generales hay dos tipos de voto por correo: el “universal”, que permite votar por correo a cualquier persona, de modo que todos los electores reciben la boleta electoral en sus domicilios, y el “por ausencia”, para lo cual previamente hay que solicitar que le envíen la boleta.

Hoy en día 9 estados de la Unión Americana permiten el voto universal, y el resto permiten el voto en ausencia con justificación y sin justificación.

Problemas del voto por correo

Todos los especialistas dicen que el voto por correo es seguro. Sin embargo, enfrenta dos problemas: uno, el servicio postal está en crisis. Según la BBC lleva una década de pérdidas y tiene una deuda de 160 mil millones de dólares.

Y dos, el presidente Donald Trump no ha negado su intención de privatizarlo y ha señalado que el servicio postal es de broma y que el voto universal por correo será catastrófico y hará de Estados Unidos el hazmerreir de todo el mundo.

Se ha negado, además, aprobar fondos para reflotarlo antes de las elecciones.

Se retrasaría el resultado

En la práctica, el voto universal retrasará el resultado de las elecciones, por lo que no se sabrá quien es el nuevo presidente minutos u horas después de finalizada la votación, sino días y hasta semanas después.

Esto podría alimentar las especulaciones sobre el posible ganador y podría dar pie a todo tipo de discusiones incluidas las de un fraude, con lo que se entraría a una crisis post electoral.

En reiteradas ocasiones, Trump se ha negado a aceptar los resultados electorales del proceso del 3 de noviembre si es que no le favorecen, por lo que aumenta la probabilidad de que se dirima en la Corte Suprema de Justicia.

De allí el apuro por nombrar a la jueza Amy Covey Barret como ministra de la Suprema Corte, ya que se cree que inclinaría la balanza a favor del presidente y la posición conservadora.

En las elecciones presidenciales de 2000, en votación dividida de 5 contra 4, la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos suspendió el recuento de votos en Florida por considerar que se atentaba contra la obligación de tratar por igual a todos los votantes dándole el Triunfo a George W. Bush contra Al Gore. La disputa duró un mes.

Diferentes escenarios

¿Qué pasaría si llega Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos?

  • En términos de la política fiscal, será más expedita la aprobación de un enorme paquete de apoyo fiscal, con el objeto de fortalecer la recuperación económica. Los sectores prioritarios serán los de salubridad y medioambiente.
  • Revertirá la disminución de impuestos sobre la renta a las corporaciones, regresándolas de 21.0% a 28.0%. Subirá los impuestos sobre la renta y sobre la nómina de personas que ganen más de 400 mil dólares anuales.
  • Se alejará de Wall Street. Apoyará a la manufactura redirigiendo las compras gubernamentales.
  • Tratará de reducir la brecha salarial y aumentará el salario mínimo a 15 dólares la hora.
  • Mantendrá el enfrentamiento con China, pero sobre aspectos más relacionados con derechos humanos y medio ambiente.
  • Sostendrá a Jerome Powell al mando de la FED, pero podría presionar para que el banco central incida más sobre resultados socioeconómicos.

¿Qué pasaría si Donald Trump mantiene la presidencia?

  • La política fiscal sería limitada y orientada al gasto militar y alguna obra de infraestructura.
  • Podría reducir adicionalmente los impuestos a las empresas y familias.
  • Profundizaría el enfrentamiento con China, en particular en lo que se refiere al área tecnológica, el comercio y seguridad nacional. Los problemas geopolíticos relacionados con Taiwan y Hong Kong tomarían relevancia.
  • Continuará con la política proteccionista.
  • Wall Street mantendrá su importancia en las decisiones de gobierno.
  • Podrían incrementarse las presiones sobre el presidente de la FED para que relaje aún más la política monetaria
  • Los mercados financieros podrían enfrentar tres eventos relacionados con las elecciones.

El probable triunfo de Joe Biden

La posibilidad, aunque baja, de que los demócratas logren la mayoría en el Senado, a la vez que se da por descontado que mantengan el control de la Cámara de Representantes.

O La posibilidad de que se pueda presentar un conflicto post electoral ante el posible desconocimiento de los resultados por parte del presidente Donald Trump.

En tal sentido, los mercados resentirían los efectos de un posible cambio de gobierno y los de la incertidumbre por no poder conocer a ciencia cierta quién será el próximo presidente debido, primero, a lo prolongado del conteo del voto por correo y, segundo, a la posibilidad de una crisis post electoral.

Incertidumbre y nerviosismo

La incertidumbre y el nerviosismo sobre los resultados electorales podría durar, en principio, una semana o un poco más.

Pero ante posibles conflictos post electorales podría hacerlo hasta enero de 2021 y, en el peor de los casos, podría comprometer incluso el propio cambio de gobierno, el 20 de enero.

En función de ello, es probable que los mercados observen una corrección de corto plazo, para luego irse recuperando poco a poco ante la posibilidad de que se pueda aprobar un importante paquete de apoyo fiscal.

El peso podría resentir presiones ante la búsqueda de refugio por los inversionistas. Sin embargo, no hay que perder de vista que la tendencia estructural de mediano plazo del dólar es al debilitamiento.

queso

¿Qué línea de Philadelphia prohibieron? Profeco aclara la lista de quesos

fovissste créditos

Fovissste: Requisitos y convocatoria para créditos tradicionales