in , , , ,

Más de 2,000 personas en el viacrucis de Acanceh

YUCATÁN.—Año tras año desde hace ya 38 años, años cientos de personas de Acanceh y otros tantos visitantes fueron testigos de la pasión y muerte de Jesús con motivo del Viernes Santo, en donde la religiosidad, se juntó con la tradición de un pueblo que participa respetuosamente en este viacrucis

El evento se celebró en medio de la llegada del Frente Frío, pero qué, con el pasar de las horas la temperatura ascendió hasta la finalización del evento religioso.

Por cuarta ocasión el joven Andrés Antonio Medina Chalé, de 22 años de edad, interpretó a Jesús de Nazaret en este tradicional Viacrucis de Acanceh.

Antes de iniciar el recorrido, rezó junto con sus compañeros en la Iglesia de La Natividad, para ofrecerle a Dios esta experiencia, que mostró el sufrimiento físico y emocional que sufrió el hijo de Jesucristo.


Actúa con mucho respeto

Al mismo tiempo, los vendedores ambulantes ofrecían sombrillas, bolis, botellas de agua y refrescos, pues el calor era intenso.

Jesús fue crucificado en la plaza principal del pueblo, justo en frente del Palacio de los Estucos, una pirámide maya del Clásico Tardío, el principal atractivo turístico de Acanceh.

Aseguró que Dios ha sido bueno con él, en múltiples ocasiones y que para representar las escenas de dolor de Cristo se tienen que hacer con mucho respeto.

Durante el recorrido, el Mesías cayó tres veces, ante los cientos de asistentes que caminaron por las calles de Acanceh, quienes tomaban fotos y grababan vídeos de esos momentos.

Uno de los más importantes en Yucatán

Para este papel, Andrés Antonio se preparó física y espiritualmente durante tres meses.

El Viacrucis de Acanceh se ha convertido en uno de los más importantes y grandes de los que se realizan en Yucatán en los últimos 38 años.

Participaron 150 actores de diferentes edades, que forman parte del grupo cultural católico Renacimiento.  

México, el más peligroso para periodistas

Los Venados, a mentalizarse en ganar en la vuelta