in , ,

Guillermo Fournier: ''Capacidad de adaptación''

La experiencia nos demuestra que lo único inevitable es el cambio, pues las circunstancias evolucionan a través del tiempo y el contexto en que nos desenvolvemos es dinámico.

Si bien la historia es cambio y la evolución humana ha sido permanente, lo cierto es que el auge tecnológico y la llegada de la era digital han revolucionado nuestra manera de conocer el mundo en el presente.

La acelerada dinámica que nos rodea no tiene precedente; la fuerza del cambio empuja con fuerza hacia un futuro prometedor, aunque no exento de incertidumbre.

Dentro de una realidad inminente de retos y oportunidades, la capacidad de adaptación al cambio será clave para lograr metas y alcanzar objetivos.

Aquellos que desarrollen la habilidad de aprender y desaprender, mostrándose flexibles al cambio, seguramente conseguirán destacar en sus respectivos ámbitos.

El ser humano del siglo XXI será capaz de reinventarse varias veces a lo largo de su ciclo vital.

Más aún, los auténticos líderes podrán conducir el cambio y no limitarse a reaccionar ante él.

Más señales de que se esfuma la red fantasma

A la memoria del padre Arturo Arreguín González