in , ,

Guillermo Fournier: “Innovación”

En las últimas décadas, el ámbito de los negocios se ha transformado extraordinariamente de la mano con los avances tecnológicos y el desarrollo científico constante.

En este contexto, hay determinados conceptos que han conseguido posicionarse para formar parte imprescindible en el plano de la visión empresarial contemporánea.

Así, el término innovación ha ido ganando terreno impulsado por el exponencial crecimiento de Silicon Valley, capital del emprendimiento digital, así como los grandes esfuerzos tecnológicos llevados a cabo en países asiáticos, con Japón y Corea del Sur a la vanguardia.

Sin embargo, habría que comenzar por definir el significado de este concepto en boga. En palabras simples, innovar es proponer soluciones novedosas para atender problemáticas presentes en el entorno.

En este orden de ideas, no debemos limitarnos a pensar que la innovación consiste únicamente en crear cosas espectaculares o revolucionarias; De modo que sería equivocado pretender inventar el hilo negro o descubrir el agua tibia con el propósito de ser innovador.

Más aún, el término innovación incrementativa se ha difundido como un medio para el mejoramiento permanente de productos ya disponibles. Esto es particularmente visible en el rubro de las telecomunicaciones, por ejemplo.

Desde luego, la innovación disruptiva es importante porque genera un impacto duradero y es capaz de cambiar paradigmas. No obstante, un sencillo giro en el enfoque de una idea puede traducirse en un proyecto innovador que beneficie a la sociedad.

Romper esquemas es necesario para detonar el progreso y fomentar la productividad. La innovación será la clave en la próxima Revolución Industrial que va anunciando su llegada de cara al 2020.

“Idea terrible” considerar a los narcotraficantes como terroristas

Andrés Manuel López Obrador

Conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador