in , ,

Guillermo Fournier: ''Por una agenda verde''

Existen temas que hoy percibimos como centrales por su trascendencia y sin embargo apenas eran mencionados por generaciones anteriores. Quizá la muestra más contundente de esta realidad es el de la crisis medioambiental que padecemos y cuyas consecuencias comienzan a ser tangibles.

En las últimas décadas se ha visto una tendencia por interponer el interés económico de la producción sin tomar en cuenta el interés colectivo del cuidado ambiental.

Diversos expertos y grupos de la comunidad científica afirman que, de no actuar pronto para revertir la situación del deterioro ambiental, las consecuencias serán brutales hacia el final del siglo.

Por supuesto, los gobiernos de los distintos países tienen una responsabilidad impostergable por promover estrategias efectivas en este sentido. No obstante, sería un error generar falsas expectativas; la simple creación de leyes y programas será insuficiente si no conseguimos establecer a la par una cultura de sostenibilidad de amplio impacto.

El rol que asuman las empresas privadas resultará elemental para lograr establecer una agenda verde.

Así mismo, la innovación será un gran activo para la optimización de los procesos, de modo que cada vez las industrias contaminen menos con el apoyo de energías limpias y se empleen responsablemente los recursos naturales.

Pfizer recorta a la mitad las dosis de vacuna que espera fabricar en 2020

Yucatán en naranja: siguen aumentando los casos de Covid-19