in , ,

Guillermo Fournier: ''Toma de decisiones en tiempos de crisis''

Parte fundamental de un directivo o gerente es resolver problemas que se presentan dentro de una organización.

Más aún, los líderes sobresalientes cuentan con la capacidad de anticiparse en el diseño y la implementación de estrategias, antes de que la crisis haya golpeado con severidad, amenazando la continuidad de la empresa.

Con frecuencia, la llegada de tiempos difíciles pone al descubierto las fortalezas y áreas de oportunidad de las estructuras organizacionales.

En entonces que el papel del líder gerencial adquiere particular relevancia; la persona a cargo debe dirigirse con templanza, pero firme determinación en la dirección de acciones puntuales.

Así, cuando las crisis se tornan abrumadoras, la figura del liderazgo exige hacerse presente. Los colaboradores de la empresa precisan confiar en la capacidad de mando del gerente. Por ello, el gerente evitará la pasividad de la indecisión; limitarse a reaccionar no es lo mismo que dirigir.

La mejor forma de enfrentar situaciones críticas será siempre con el respaldo de la preparación que, sin duda, exige construirse en tiempos de relativa calma. La previsión es indispensable, ya que las crisis no son fáciles de predecir.

Eso sí, ninguna empresa está exenta de padecer tiempos complejos. El liderazgo será la clave para fortalecer la estructura organizacional, volviéndola resistente a prácticamente cualquier contingencia.

Entre 2% y 6% crecería la economía mexicana en 2021, aseguran especialistas

Es mejor cuidarse como si no hubiera esperanza de vacuna