in

Antonio Esteban Walker Touche

Foto: Megamedia

Después de breve dolencia y a la edad de 86 años, ayer se desligó de la vida en esta capital el ingeniero Antonio Esteban Walker Touche, empresario de origen regiomontano.

Fundador de Metal-Tec Industrial, empresa dedicada al diseño, fabricación y montaje de estructuras metálicas, pionera en la región Sureste, en febrero de 1960 contrajo nupcias, en Monterrey, Nuevo León, con Irma Olvera Rabiela, con quien tuvo tres hijos: la promotora social Nancy de Barba y los empresarios constructores Antonio y Jorge.

El cuerpo fue incinerado y las cenizas despositadas anoche en una cripta de la iglesia de María Inmaculada, en la colonia Campestre. Se oficiarán misas por el eterno descanso de su alma hoy y mañana, a las 19 horas, en la misma iglesia.

Además de su viuda e hijos, le sobreviven sus hijos políticos Luis Barba Berlanga, Patricia Juanes Cámara y Alejandrina Laviada Molina; nietos Walker Juanes y Walker Laviada, y demás familiares, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que asociamos las nuestras.

Leones cae en la novena

Cartón de Tony: Picando piedra