in

Carmen Barbachano y Gómez Rul

Foto: Megamedia

Anteayer se desligó de la vida en esta capital la señora Carmen Barbachano y Gómez Rul, dama perteneciente a una antigua y conocida familia de la sociedad yucateca ligada a la actividad turística desde hace muchos años.

Hija del matrimonio que formaron los señores Fernando Barbachano y Peón y Carmen Gómez Rul Castillo, era propietaria del hotel Casa del Balam, en el centro de Mérida. Por su trayectoria en varios negocios del ramo, recibió en los primeros años de esta década el reconocimiento del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán.

El cuerpo fue incinerado y las cenizas depositadas en una cripta del Centro Comunitario de Itzimná.

Entre otros deudos, le sobreviven sus sobrinos Barbachano Herrero, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad.

“Desde el alma” le canta Chayanne a sus fans en Mérida

Cartón de Tony: El regreso de la noqueadora