in

Jorge Fernández Ibarra

Foto: Megamedia

De manera repentina y a la edad de 38 años, el miércoles 19 pasado se desligó de la vida en esta capital el señor Jorge Fernández Ibarra, perteneciente a conocida familia de la sociedad meridana.

Gerente de ventas en Hino Península, nació el 18 de julio de 1980, en el seno del matrimonio de los señores Jorge Raúl Fernández Espejo y Patricia Elena Ibarra Rodríguez.

El cuerpo fue incinerado en la funeraria La Piedad y las cenizas se depositaron en una cripta de la iglesia de María Inmaculada (fraccionamiento Campestre) el jueves 20 de diciembre.

Ayer se ofició una misa por el eterno descanso de su alma, a las 7 de la noche, en la misma iglesia parroquial del Campestre.

Además de sus padres, le sobreviven sus hermanos Gerardo, Pablo y Patricia Eugenia; hermana política María Teresa Estrada Carrillo; sobrina Ana Emilia Fernández Estrada; abuela Ana Elena Rodríguez Losa viuda de Ibarra; tíos Ibarra Rodríguez y demás familiares, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que asociamos cordialmente las nuestras.

 

Volantazo acaba un paseo

Homilía dominical: Cuarto domingo de Adviento