in ,

Obituario: Doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga

En la frontera de la centuria y después de prolongada dolencia, que sobrellevó con ejemplar aceptación, ayer se desligó de la vida en esta capital el reconocido médico gastroenterólogo Francisco Antonio Laviada Arrigunaga, caballero perteneciente a una antigua y conocida familia de la sociedad meridana, en cuyo seno disfrutó de general, merecida estimación, por las cristianas virtudes, el don de gentes y la bonhomía que le caracterizaban.

Nacido en Mérida el 4 de octubre de 1921, día de San Francisco de Asís, en el seno del matrimonio que formaron los esposos don Antonio Laviada Arana y doña Fausta Arrigunaga Peón, cursó la carrera de Medicina, junto con su hermano gemelo Eduardo Antonio, en la Universidad de Yucatán, de donde fueron expulsados, y luego readmitidos, por defender públicamente sus convicciones.

Después de concluir su servicio social en Peto y su internado en el Hospital O’Horán, se graduó de médico en 1949. Viajó ese año a España con su hermano Eduardo, donde estudiaron, en el Hospital Provincial de Madrid, el doctorado en Medicina, bajo la dirección del profesor Gregorio Marañón, reconocido científico, historiador, escritor y pensador español. Posteriormente, de 1951 a 1952, continuaron sus estudios de posgrado en el Hospital Brussais de París, Francia, bajo la tutela de los profesores Degennes y Deltour.

Regresaron a México en 1953 y se incorporaron al Hospital O’Horán, donde los hermanos Laviada Arrigunaga, ya como gastroenterólogo y endocrinólogo, se dedicaron al ejercicio profesional y a la enseñanza de la Medicina Interna, la Gastroenterología y la Endocrinología.

La boda de Gerard Boyancé Ancona y María Elena Arrigunaga Zabaleta, el 3 de mayo de 2014. La novia con María Elena Laviada Rodríguez de Rivero, doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y Pilar Zabaleta Laviada de Arrigunaga
Fotografía que muestra a integrantes del Grupo 3 de los scouts en años cercanos a su fundación, en 1938. En 1963 celebraron 25 años de actividades. En el orden habitual: delante, Ulises González Torre y Pedro Peón de Regil; en medio, Félix Gurtubay Leturio, Víctor Durán Marín (el "Chief") y Eduardo Antonio Laviada Arrigunaga, y detrás, Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y Ernesto Molina García
Homenaje que en marzo de 2009 la Sociedad Yucateca de Historia y Filosofía de la Medicina en Salón del Consejo Unversitario de la Uady le organizó al doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga. La ceremonia incluyó la presentación del libro “Aproximaciones a la ética médica en Yucatán” y la entrega de un reconocimiento por su trayectoria de más de medio siglo (Megateca)
El doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga con su esposa María Elena Rodríguez Peón e hija María Elena de Rivero, y, de pie, María Elena Arrigunaga Zabaleta, Fernando Arrigunaga Juanes, Fernando Arrigunaga Zabaleta, Francisco Antonio Rivero Laviada, presbítero Jorge Antonio y Noemí Laviada Molina, y Pilar Arrigunaga Zabaleta de Erosa, en el homenaje al médico en el Salón del Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Yucatán, el 17 de marzo de 2009 (Megateca)
El 19 de mayo de 1958, en la iglesia de Fátima, contrajeron nupcias el doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y la señorita María Elena Rodríguez Peón (Megateca)
La boda de Mariela Carrillo Reyes y Francisco Rivero Laviada. Francisco Rivero Maldonado, María Elena Laviada Rodríguez de Rivero, Francisco Antonio Laviada Arrigunaga, los novios, María Rodríguez Peón de Laviada y Pilar Zabaleta Laviada de Arrigunaga (Megateca)
La boda de Mariela Carrillo Reyes y Francisco Rivero Laviada. Los nuevos esposos con los abuelos del novio: Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y María Rodríguez Peón de Laviada (Megateca)
La boda de Mariela Carrillo Reyes y Francisco Rivero Laviada. Con la familia del novio: Francisco Rivero Maldonado, María Elena Laviada Rodríguez de Rivero, doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga, María Elena Rodríguez Peón de Laviada y Pilar Zabaleta Laviada de Arrigunaga (Megateca)
Boda de Miguel Ángel González Vales y Fausta Arrigunaga Zabaleta. Fausta con sus tíos abuelos María Elena Rodríguez Peón de Laviada y Francisco Antonio Laviada Arrigunaga (Megateca)
Mayo de 2006. Homenaje que, con motivo del Día del Maestro, la Facultad de Medicina de la Uady organizó al doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga e incluyó la develación de un cuadro en su honor. Doctora Gloria Herrera Correa, directora de la Facultad de Medicina; doctor Fernando Torre Gamboa, autor de la pintura, y el médico homenajeado (Megateca)
El 19 de mayo de 1958, en la iglesia de Fátima, contrajeron nupcias el doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y la señorita María Elena Rodríguez Peón (Megateca)
Homenaje que en marzo de 2009 la Sociedad Yucateca de Historia y Filosofía de la Medicina en Salón del Consejo Unversitario de la Uady le organizó al doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga. La ceremonia incluyó la presentación del libro “Aproximaciones a la ética médica en Yucatán” y la entrega de un reconocimiento por su trayectoria de más de medio siglo (Megateca)
La boda civil de Francisco Antonio Rivero Laviada y Mariela Carrillo Reyes. Los novios con María Elena Rodríguez Peón de Laviada y doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga, abuelos de Francisco Antonio (Megateca)
Mayo de 2007. Inauguración y bendición del área de Terapia Intensita Pediátrica de la Clínica de Mérida: Luis Alberto Navarrete Ruiz del Hoyo, Fernando Ruiz del Hoyo Abreu, Francisco Laviada Arrigunaga, el arzobispo Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, presbítero José Ruz Villamil, Miguel Navarrete Ruiz del Hoyo y Enrique Falcón Aguilar (Megateca)
La boda de Mariela Carrillo Reyes y Francisco Rivero Laviada, en mayo de 2007. Con los abuelos del novio, María Rodríguez Peón de Laviada y Francisco Antonio Laviada Arrigunaga (Megateca)
Mayo de 2006. Homenaje que, con motivo del Día del Maestro, la Facultad de Medicina de la Uady organizó al doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga e incluyó la develación de un cuadro en su honor. Doctor Luis Alberto Navarrete Ruiz del Hoyo, doctor Raúl Godoy Montañez, rector de la Uady; doctora Gloria Herrera Correa, directora de la Facultad de Medicina; doctor Fernando Torre Gamboa, autor de la pintura, y el médico homenajeado (Megateca)
El 19 de mayo de 1958, en la iglesia de Fátima, contrajeron nupcias el doctor Francisco Antonio Laviada Arrigunaga y la señorita María Elena Rodríguez Peón. Impartió la bendición nupcial el arzobispo Fernando Ruiz Solórzano, quien acompaña a la pareja en la foto (Megateca)

Maestros por vocación, los doctores Laviada Arrigunaga se integraron en 1954 a la Facultad de Medicina de la Universidad de Yucatán como profesores de Fisiología y desde entonces realizaron intensa, productiva labor docente, caracterizada por “la firmeza de sus principios, combinada con su irrestricto respeto por la libertad y dignidad de los demás, unidos a su natural sentido de la justicia, así como su jovialidad y calidad humana”, lo que les granjeó “la confianza, la admiración y el afecto de muchas generaciones de estudiantes de Medicina, en quienes supieron despertar el interés por el estudio y el amor por la carrera”.

El doctor Francisco Antonio fue presidente fundador de la Sociedad de Medicina Interna de Yucatán, miembro titular del American College of Physicians, de la Academia Nacional de Medicina, la Societé de Médicine de París y la Sociedad Médica Hispano-Mexicana. En el año 2000 recibió, con su hermano Eduardo (quien falleció el 10 de febrero de 2003), la Medalla Yucatán, que otorga el gobierno del Estado.

Gran impulsor del movimiento scout en Yucatán, el 19 de mayo de 1958 contrajo matrimonio con María Elena Rodríguez Peón, de quien enviudó el 20 de agosto de 2013. Tuvieron dos hijas, María Elena Laviada Rodríguez de Rivero y Pilar Zabaleta Laviada de Arrigunaga.

El cuerpo fue velado en una ceremonia íntima en la que su sobrino el presbítero Jenaro Rodríguez Colomé ofició una misa por el eterno descanso de su alma. Se dispuso la incineración y las cenizas serán depositadas en una cripta de la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes (calle 65 con 38, en el Centro), en fecha y horario por definir.

Además de sus hijas, le sobreviven sus hijos políticos Francisco Rivero Maldonado y Fernando Arrigunaga Juanes, nietos Francisco Rivero Laviada, Fausta Pilar, María Elena y Fernando Arrigunaga Zabaleta, hermanos Cecilia viuda de Patrón y Genoveva viuda de Ponce (ya fallecieron Fausta de Zabaleta, Eduardo Antonio, R.M. Beatriz, Rosy de Aguilar e Íñigo), hermanas políticas María Elena Hernández Ramírez viuda de Laviada y Cecilia Rodríguez Peón de González, sobrinos Laviada Molina, Zabaleta Laviada, Laviada Hernández, Patrón Laviada, Aguilar Laviada y Ponce Laviada, y demás familiares, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que asociamos cordialmente las nuestras.

Peligroso populismo

La cultura, el tesoro de Yucatán, destaca Liborio Vidal Aguilar